A bordo de la Expedition 2020, una aventura inesperada en el autobanco

Las idas al banco regularmente causan demora -y durante la pandemia la situación ha sido mucho más tediosa: hemos tenido que acudir en persona para ciertos trámites en formato "autobanco": desde el auto para alentar la distancia social; aventuras extras las que nos tocó en este año.

Después de una semana relativamente tranquila por la celebración ligera de Acción de Gracias, con la Expedition 2020 a la mano (a préstamo), el  martes, a bordo del imponente vehículo la espera en el "drive thru" fue más relajada. En vez de contar los minutos contamos los éxitos que escuchamos en unos de los canales del servicio de Sirius pre-instalado en la SUV, que también está equipada con 12 bocinas B&O de Bang & Olufsen. Nunca fue tan bienvenido para el ánimo un tema con las buenas vibras de Santana como en esa semi-gélida mañana y la inolvidable voz de David Bowie se sumó a la buena onda del momento, entre otras leyendas. Fue así como la música se apoderó del que podría haberse vuelto otro momento cuasi-denso en estos tiempos tan inesperados.

Dallas ISD

El destino quiso que retuviera a la Expedition Platinum un día más, pues el lunes tendría que haberse ido para abrirle paso a la Ranger 2021 en tres semanas consecutivas que curiosamente me han puesto al volante de vehículos Ford, tras una divertida, aunque en cierto tono de sobriedad, aventura en Circle Ranch (Flower Mound) para pruebas de manejo en la nueva línea de F-150.

Pero volviendo a la SUV, la comodidad de la cabina, sus asientos aclimatados, todo el interior resultó un alivio para los sentidos durante el preámbulo para ser atendida por una empleada bilingue. Calculé una demora de más de cinco minutos por cliente (o mucho más) y teníamos a tres vehículos por delante. ¡Vaya expedición financiera solo para tramitar un "money order de $100.00! Salimos bien librados, de buen humor y sin gastar demasiado combustible (gracias a la tecnología de arranque/parada). La marcha del motor encendido apenas era audible -verdadera música para mis oídos.

Después de una semana relativamente tranquila por la celebración ligera de Acción de Gracias, con la Expedition 2020 a la mano (a préstamo), el  martes, a bordo del imponente vehículo la espera en el "drive thru" fue más relajada. En vez de contar los minutos contamos los éxitos que escuchamos en unos de los canales del servicio de Sirius pre-instalado en la SUV, que también está equipada con 12 bocinas B&O de Bang & Olufsen. Nunca fue tan bienvenido para el ánimo un tema con las buenas vibras de Santana como en esa semi-gélida mañana y la inolvidable voz de David Bowie se sumó a la buena onda del momento, entre otras leyendas. Fue así como la música se apoderó del que podría haberse vuelto otro momento cuasi-denso en estos tiempos tan inesperados.

Dallas ISD

El destino quiso que retuviera a la Expedition Platinum un día más, pues el lunes tendría que haberse ido para abrirle paso a la Ranger 2021 en tres semanas consecutivas que curiosamente me han puesto al volante de vehículos Ford, tras una divertida, aunque en cierto tono de sobriedad, aventura en Circle Ranch (Flower Mound) para pruebas de manejo en la nueva línea de F-150.

Pero volviendo a la SUV, la comodidad de la cabina, sus asientos aclimatados, todo el interior resultó un alivio para los sentidos durante el preámbulo para ser atendida por una empleada bilingue. Calculé una demora de más de cinco minutos por cliente (o mucho más) y teníamos a tres vehículos por delante. ¡Vaya expedición financiera solo para tramitar un "money order de $100.00! Salimos bien librados, de buen humor y sin gastar demasiado combustible (gracias a la tecnología de arranque/parada). La marcha del motor encendido apenas era audible -verdadera música para mis oídos.