El oficial de policía Albert "A.J." Castañeda tenía planes de contraer matrionio en julio, pero el pasado viernes 7 de junio la muerte lo sorprendió mientras hacía una guardia de tránsito en Grand Prairie, su ciudad natal.

El policía de 38 años perdió la vida tras ser impactado por un vehículo que conducía un joven de 17 años que aparentemente perdió el control, de acuerdo a investigaciones preliminares. El accidente enlutó a la comunidad de oficiales y al suburbio de Dallas, así como a una persona muy cercana a Castañeda: su novia, quien vive en Perú.

A pesar de dos esfuerzos por tramitar una visa para viajar a Texas para acudir al funeral de su exprometido, Noemí Aroste, de Cusco, Perú, recibió una negativa doble y no estará en el funeral de Castañeda, de acuerdo a un reporte del Star-Telegram.

Canal 8 de Dallas (WFAA-TV) también informó sobre la situación de la prometida de Castañeda cuando le negaron la visa en el primer intento.

Castañeda y su prometida planeaban casarse en julio en Perú, de acuerdo al reporte del periódico y recientemente habían viajado juntos a México. 

La embajada de Estados Unidos en Perú le negó la visa para viajar  a Aroste a pesar de múltiples pruebas presentadas de su relación con Castañeda, porque la peruana no es dueña de ninguna propiedad en su país y solo renta. La intervención del Senador Ted Cruz en el segundo intento también resultó infructuosa.

Castañeda llevaba cinco años en la Policía de Grand Prairie PD. Trabajó seis años en la Oficina del Sheriff del Condado de Tarrant y ocho en la Guardia Costera. Lo sobreviven sus padres y dos hijos.

"Era un amigo, un colega de confianza, un excelente oficial que tenía una ética de trabajo inigualable, que a diario venía con pasión, para proteger y servir", dijo Steve Dye, el jefe policiaco de Grand Prairie. "En sus 5 años me dio 50 años de servicio", añadió.

Castañeda fue honrado el jueves con un servicio en la iglesia Potter's House en Dallas, a las 11:00 a.m. (6777 W. Kiest Blvd, Dallas).