09202017Mié
Last updateMié, 20 Sep 2017 12am

Comer saludable, un tesoro a tu alcance

0
0
0
s2smodern

Por si todavía hay quien lo dude, me gustaría empezar esta columna recordando que diversos estudios han demostrado que una dieta basada en productos naturales como vegetales, frutas y granos integrales, aporta los nutrientes necesarios para el funcionamiento equilibrado de nuestro cuerpo.

Por ejemplo, investigadores españoles destacan la importancia de adquirir hábitos alimentarios saludables durante la infancia ya que a medida que las personas avanzamos en las etapas de la vida, el cambiar patrones de consumo se vuelve cada vez más difícil.

Por eso es muy importante que los padres inculquen los mejores hábitos de consumo en las edades más tempranas, con lo que estarán contribuyendo a que sus hijos crezcan sanos y se mantengan sanos por mucho más tiempo. Según los resultados de estos científicos hispanos los universitarios comen menos fibra de la necesaria, más grasas y más proteínas de las recomendadas y tienen una carencia de ácido fólico, vitamina E y magnesio.

Mi experiencia como instructora de preescolar me permitió ver que la educación nutricional hace un par de años ha comenzado en México desde este importante sector y esperamos que esos esfuerzos den fruto en los años de la adolescencia y juventud de dichos niños que experimentaron con sus propias manos, las de sus maestros y sus papas al hacer una ensalada en el salón de clase, cuando tal vez en su casa jamás habían probado una.

Con estos experimentos nutricionales en México preparamos a los futuros ciudadanos para combatir en todas las edades la obesidad, la diabetes y el cáncer que son las mayores amenazas que enfrenta la población hoy en día. Y esto es aplicable de igual manera a los Estados Unidos y el resto del mundo dónde la población es afectada por estos males en todos los segmentos de la población.

Como bien sabemos la obesidad infantil es una epidemia mundial, especialmente en los países desarrollados; analizando entre otros los factores que han llevado a estos dramáticos resultados se ven la falta de actividad física y los malos hábitos alimentarios. Por eso es recomendable lo siguiente:

-Desayuno saludable antes de acudir a la escuela y darles refrigerios naturales como cereales integrales, hortalizas, frutas
-Hacer lo posible porque las comidas se hagan en familia y reducir la ingesta de azúcar.
-Reducir el tiempo dedicado a ver la televisión

Para lo cual yo agregaría no solo reducir la ingesta de azúcar sino: Eliminar totalmente el uso del azúcar blanca, de gaseosas y bebidas embotelladas de cualquier tipo y sustituirlas por jugos naturales hechos en casa todas las mañanas antes de partir los niños a la escuela y los padres al trabajo, implementación con la cual yo he experimentado un mejoramiento rápido y continuo de pacientes con cáncer, hipertensión, obesidad e hiperactividad entre otros.

¡Así que ya sabes si el tesoro de comer saludable se adquiere durante la infancia, te espera una vida equilibrada; tú decides, hoy es el momento de cambio, de una vida mejor para ti y para tus hijos!

 

0
0
0
s2smodern