11222017Mié
Last updateMié, 22 Nov 2017 11am

Cómo evitar la incontinencia verbal

La verborrea se define como la falta de capacidad por parte del individuo para guardar silencio; al mismo tiempo éste es condicionado por su necesidad de manifestarse verbalmente. La verborrea precisamente es uno de los elementos característicos en las personas que presentan rasgos de incontinencia verbal.

 La capacidad de hablar o comunicarnos verbalmente, es una cualidad del ser humano la cual refleja algunas características particulares de la personalidad de un individuo. La forma en que éste vocaliza, su organización gramatical, el sentido de la estructura de su mensaje verbal, el volumen de su voz y el léxico utilizado son algunas de las principales características; aunque sin duda alguna sus pausas son las que determinan su comportamiento en dicha forma de comunicación.

Cuando establecemos cualquier tipo de comunicación verbal con otra persona, los roles de emisor y receptor se van intercambiando; ello es la base precisamente de una comunicación efectiva. La clave para poder mantener una conversación o dialogo con otra persona se basa en el intercambio fluido y sin reglas estrictas en la función del rol específico. Por tanto en pro de una conversación fructífera o cuando menos agradable, es menester dejar tiempos y espacios para que nuestro interlocutor pueda manifestarse para, posteriormente, adoptar así nuestro rol de emisor.

La incontinencia verbal se manifiesta también de una forma muy particular y adopta una máscara la cual dificulta su detección para el neófito; particularmente cuando uno de los protagonistas del dialogo o conversación abusa de su rol como emisor del mensaje verbal, monopoliza la conversación no dejando espacio para que el otro adopte su rol de emisor.

Cuando detectamos que nuestro interlocutor adopta una posición dominante de su rol de emisor, anulando el nuestro y en consecuencia colocándonos en rol de mero receptor pasivo, podemos comenzar a sospechar de que estamos en presencia de una persona que padece incontinencia verbal. Incluso, sin pretender entrar a realizar diagnósticos de carácter general pues entiendo no procede por mi parte el hacerlo, podemos estar ante una persona que padece un trastorno de personalidad.

La escucha activa y la actitud proactiva

El silencio y aprender a escuchar al otro son dos factores determinantes para solucionar el problema de la incontinencia verbal.Básicamente hablamos de atender desde las necesidades del otro y al mismo tiempo desde las nuestras, para lograr así un equilibrio satisfactorio entre ambas.