11202017Lun
Last updateSáb, 18 Nov 2017 5pm

Consejos: Cómo combatir la tristeza

RozhyHola, bienvenidos a una nueva columna del Rincón de la Felicidad. El año pasado, al estar impartiendo un taller, una de las asistentes me hizo una pregunta que me movió más tarde a llevar a cabo un estudio muy completo acerca del tema que nos ocupa en esta ocasión, “la tristeza”. Se levantó esta señora de su asiento, levantó su mano con una expresión de tímidez o pena y pacientemente esperó a que yo volteara a verla. En cuanto lo hice, le pedí que por favor hiciera su pregunta y me dijo: “¿Rozhy, yo me siento muy triste a menudo y no sé qué hacer para animarme, nos puede recomendar algo para quitarnos la tristeza, por favor?

La tristeza es un peldaño a la depresión y es muy bueno educarnos acerca de las causas de ésta, así como de las maneras y las estrategias para combatirla pues como todos sabemos, en estos tiempos los recursos tecnológicos que están basados en las telecomunicaciones, y no nada más nos afectan el uso de las nuevas tecnologías sino que también no han apartado de la naturaleza, haciendo que nos olvidemos más cada día que somos parte de ésta y que como seres humanos debemos recordar nuestra esencia y origen por nuestro propio bienestar.

Naturalmente que todos alguna o varias veces en el curso de nuestra existencia hemos experimentado en grados diferentes la tristeza, que hasta cierto punto es un estado de ánimo natural y normal, siempre y cuando sea temporal. Esta condición empeora cuando se convierte en un estado “crónico” o “adictivo”, que significa permanente y/o a largo plazo. El no tener control sobre nuestras emociones y estado de ánimo es conducente a enfermedades psicosomáticas, depresivas y en muchos casos llega a desencadenar padecimientos que pueden tener desenlaces fatales.

Vamos a analizar algunas de las causas de la tristeza para que prestes atención a los síntomas iniciales y los puedas combatir –o ayudar a otros- en sus etapas tempranas, pues ya en etapas muy avanzadas es más difícil erradicarlos, sin embargo nunca es muy tarde para luchar por ser felices y tener una vida más plena.

Empecemos primeramente por la importancia de una alimentación balanceada. Cuando mis hijos estaban pequeños, descubrí el método educacional “Montessori”, una manera de enseñar implantada por María Montessori, educadora Italiana, médica e innovadora. Este método educacional está basado en la enseñanza individualizada en la que los niños aprenden con base en sus habilidades y capacidades naturales, complementadas con una alimentación adecuada. Esta última es la que hoy nos atañe: “la alimentación adecuada” consiste principalmente en no darles a tus niños desayuno con azúcar ni ponerles en su lonchera nada con azúcares procesadas. ¿Pero por qué no azúcares? El efecto fisiológico de consumir azúcar procesada (azúcar refinada, glucosa, miel –syrup- de maíz, etc.) ocasiona que el cerebro suelte dopamina y endorfinas que producen euforia (hiperactividad) en los niños –y adultos-, acompañada de un aumento repentino y de corta duración de energía en cuanto llega al torrente sanguíneo. Al corto tiempo se presenta un cansancio y agotamiento físico y mental y los niños pierden enfoque y capacidad de aprender. Así que esta es una razón suficientemente importante para no darles a los niños –y adultos- azucares procesados, no crees?

En segundo lugar, ¿has pensado como te sientes después de estar en frente de la televisión o computadora por varias horas? La estática eléctrica o corriente de electricidad de acuerdo a la Wikipedia Libre, es la que corre por medio de cables y otros conductores que trasmite energía y ondas energéticas. Yo todavía recuerdo que hace muchos años cuando la televisión empezó en su auge, mis papas siempre nos decían “no se acerquen a la televisión hijos es muy malo verla de tan cerca”. No es un secreto hoy que todos los aparatos eléctricos sueltan “estática”, la cual entra a nuestro cuerpo y aunque no la percibimos o sentimos tangiblemente, penetra en nuestro cerebro y órganos vitales ocasionándonos enfermedades que todavía no sabemos a qué grado nos afecten. Además de todo lo anterior, ahora imagínate entonces cuáles serán los efectos interno-mentales y físicos de cuando vemos programas televisivos o películas que contienen violencia o temas depresivos que nos bajan el ánimo, hacen llorar y nos dejan tristes y compungidos. Estática + mensajes subliminales impactantes = Baja de espíritu = tristeza = depresión.

Y por último, quiero enfatizar que trates de integrarte a la naturaleza otra vez, sal al aire libre más tiempo; realiza actividades que disfrutes y que sean positivas para tu bienestar como correr, bailar, cantar, practicar yoga, escribir poesía, reír, sonreír, contar y escuchar chistes, etc. Siéntete como niño/a más a menudo. Dentro de este punto también quiero recordarte que te rodees de personas positivas, porque como nuestros cuerpos se mueven por medio de energía como ya lo hemos platicado en otros artículos y aquí mismo, la vibración o personalidad de otros te afecta directamente. Todos los seres humanos tenemos un campo energético o “aura” imperceptible para el ojo humano, pero esta irradia nuestra energía hacia el mundo exterior y absorbe energía de nuestros contornos. Como hijos de la Naturaleza que somos, todos estamos conectados unos con otros y por lo tanto emitimos y percibimos cosas positivas y negativas. Mantente siempre alerta.

Bueno y ahora que ya le dimos una escaneada a este importante tema, para concluir te voy a abreviar en tres pasos mi recomendación de lo que puedes hacer para ayudarte a combatir estar triste y con el ánimo bajo: 

1.- Elimina productos y/o azucares procesados y/o genéticamente modificados
2.- Acércate a la Naturaleza y realiza actividades al aire libre y prácticas que eleven tu espíritu.
3.- Rodéate de personas Positivas que te amen y respeten.

¡Hasta la próxima! (Envíame tus comentarios, preguntas, o historias a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., o para concertar sesión visita mi página web: www.rozhy.com O sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/RozhyTalismanAutorMentor).


Rozhy nació en Guadalajara, Jal, México y emigró a los Estados Unidos en compañía de sus 4 hijas en busca de nuevos horizontes y sueños. Este país le obsequió su quinto retoño, un varoncito. Actualmente reside en Vancouver, Canadá y es feliz esposa, mamá y abuelita de 9 nietos. Rozhy ha escrito dos libros como co-autora con Jack Canfield y Deepak Chopra, en 2009 y 2012, respectivamente.