Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El cáncer es la principal causa de muerte entre los hispanos en los EE. UU., y la probabilidad de morir de cáncer a lo largo de la vida es de 1 en 5 para hombres y 1 de 6 para mujeres, según proyecciones recientes. Para generaciones más jóvenes responsables de su propia salud y la de sus padres, esas estadísticas pueden ser una carga pesada y pueden verse influenciadas por el hecho de que los hispanos tienen menos probabilidades de ser diagnosticados en una etapa temprana, cuando el tratamiento es más eficaz.

El Mes de la Herencia Hispana, ya próximo, ofrece una oportunidad para que los hispanos reflexionen sobre las implicaciones que su herencia tiene para su salud y la de sus seres queridos.

He aquí algunos consejos de la doctora Edith A. Perez, presidenta del Comité Unidos Contra el Cancer para Equidad de Salud en Ensayos Clínicos sobre Cáncer.

Pídale a su médico una evaluación de riesgo de cáncer. Averigüe si tiene antecedentes de cáncer en su familia y sepa cuál es su riesgo de ciertos tipos de cáncer: el cáncer más importante entre las mujeres hispanas es el cáncer de mama y entre los hombres hispanos es el cáncer de próstata, sin embargo, es importante tener en cuenta que otros tipos de cáncer puede ocurrir entre los hispanos. Hable de las opciones de estilo de vida que pueden aumentar o reducir su riesgo potencial de cáncer.

Venga preparado. Si está visitando a un nuevo médico, traiga su historial médico personal y familiar para darle una imagen completa de su salud. Su último proveedor de atención médica puede proveerles sus registros.

Visite a su médico a la primera señal de nuevos síntomas y sea específico. Si experimenta síntomas inusuales o diferentes, como un bulto nuevo, enrojecimiento, dolor o tos persistente, busque atención médica lo antes posible, de modo que se pueda recomendar un diagnóstico y tratamiento adecuados. Si bien el médico puede encontrar que los síntomas no son graves, si están asociados con el cáncer, las probabilidades de supervivencia suelen ser mucho mayores si los cánceres se encuentran en las primeras etapas, y con suerte incluso antes de que se conviertan en cáncer.

Infórmese sobre los exámenes de detección de cáncer. La detección aumenta las posibilidades de detectar ciertos tipos de cáncer temprano, antes de que una persona tenga algún síntoma y cuándo podría ser más fácil tratarla. Comience visitando GetScreenedNow.org (en inglés) para conocer las evaluaciones recomendadas para su edad y sexo.

Discuta las mejores opciones de nutrición y ejercicio para su salud. Su médico debería poder aconsejarle sobre opciones de alimentación saludable y ejercicios adecuados para su cuerpo. ¿Acabas de comenzar una nueva dieta o plan de pérdida de peso? Informe a su médico sobre su rutina. Puede reducir su riesgo de todos los cánceres a casi la mitad con un estilo de vida más saludable, dieta, actividad, alcohol limitado y no fumar.

Pregunte sobre ensayos clínicos: si le diagnostican cáncer, un ensayo clínico podría ser la mejor oportunidad para que reciba un nuevo tratamiento vanguardista. Unidos Contra el Cáncer ofrece un servicio gratuito de búsqueda de ensayos clínicos en UnidosContraelCancer.org/EnsayosClinicos