11232017Jue
Last updateMié, 22 Nov 2017 11am

Estudio: "No pongas mi foto en Facebook", dirían hijos a sus papás

ANN ARBOR, Michigan -- 'Guarda el teléfono cuando te estoy hablando. No envíes mensajes de texto cuando conduzcas, ni siquiera cuando estemos esperando que el semáforo dé la luz verde. Y por favor, ¿podrías dejar de publicar fotos mías en tus medios sociales sin mi consentimiento?' Puede parecer extraño, pero estas son algunas de las reglas que los jóvenes querrían dar a sus padres, de acuerdo a un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Michigan y de la Universidad de Washington.

Investigadores encuestaron a 249 familias con niños entre las edades de 10 y 17 años. El estudio es uno de los primeros en explorar las expectativas de los niños respecto al uso de tecnología por sus padres. Además de revelar que los niños no les agrada cuando sus padres comparten en demasía sobre ellos en las redes sociales, el estudio también arroja luz sobre los tipos más eficaces de establecer reglas en lo que respecta a la tecnología.

El estudio fue presentado en la conferencia "Association for Computing Machinery" en San Francisco.

Sarita Schoenebeck, profesora asistente en la Escuela de Información de la Universidad de Michigan dijo que en comparación con los padres, el doble de los niños encuestados expresó preocupación respecto que miembros de la familia comparten demasiada información personal sobre ellos en Facebook y otras redes sociales sin su permiso.

“Muchos niños dijeron que encontraron que el contenido era vergonzoso y se sentían frustrados cuando sus padres continuaban haciéndolo”.

'PROHIBIR REDES O 'APPS' EN PARTICULAR ES MEJOR'. Las familias informaron que las normas que prohíben totalmente el uso de determinadas tecnologías o redes sociales son más fáciles de seguir y de hacer cumplir que aquellas normas orientadas a prevenir el uso de tecnología sólo en ciertas situaciones: Una prohibición total de Snapchat o un juego de vídeo en particular fue más eficaz que, por ejemplo, prohibir el uso del teléfono durante la iglesia o los mensajes de texto con amigos después de un cierto tiempo en la noche.

“Nos sorprendimos al encontrar que cuando los padres dicen ‘no puedes estar en Instagram’, es más fácil que los niños lo acepten y se adhieran a la regla que cuando dicen, ‘puedes estar en Instagram, pero hay que dejarlo a un lado en la cena’”, dijo el autor principal del estudio Alexis Hiniker, un estudiante de doctorado de la Universidad de Washington en diseño e Ingeniería. “Como adolescente, yo creo que habría sido más feliz en un mundo en el que al menos pudiera estar parte del tiempo en Instagram, pero que en realidad parece ser una lucha para las familias.”

Los niños reportaron más interés en la expectativa que gira en torno a “estar presente” en ciertas situaciones sociales, como cuando un miembro de la familia está hablando, durante las comidas o cuando están involucrados en ciertas actividades. Los padres, por el contrario, tienden a dar prioridad a las reglas de privacidad para evitar que los niños se pongan en riesgo al revelar información personal en línea.

Mientras que los padres tienden a no estar preocupados por tener reglas diferentes para padres y niños, muchos niños lo consideraron un comportamiento hipócrita. Los jóvenes también encuentran más fácil seguir las reglas cuando las familias las han desarrollado de manera colectiva y cuando los padres también las siguen.

Los investigadores dicen que las dificultades de aplicar las reglas, forzando a veces a eliminar aplicaciones o tecnología, subraya una pérdida de oportunidad para diseñadores de aplicaciones y dispositivos.

Por ejemplo, añadiendo un botón de “tiempo en familia” que desactive las notificaciones durante 30 minutos y canales de noticias con contenido más corto, por ejemplo, ayudarían a las familias a encontrar más balance y no tener que eliminar las aplicaciones.

“Si los diseñadores de aplicaciones y dispositivos estuvieran más abiertos a fomentar hábitos de tecnología sanos, probablemente harían a sus clientes más felices”, dijo Julie Kientz, profesora asociada de diseño en la Universidad de Washington.

La investigación fue financiada por la National Science Foundation, concesión número HCC – 1318143. El documento se titula “Not at the Dinner Table: Parents’ and Children’s Perspectives on Family Technology Rules.”