09232017Sáb
Last updateVie, 22 Sep 2017 1pm

Opinión: Dale paso al gozo de la resurrección

0
0
0
s2smodern

Por estos días estuve pensando en el tópico para desarrollar mi columna de opinión esta semana. Varias ideas cruzaron mi mente. El eclipse lunar que ocurrió la madrugada del martes, por ejemplo, era uno de mis favoritos, por excéntrico y poco usual. Otro tema sería el de la sequía en Texas, éste tras haber visitado el Mineral Wells State Park el fin de semana sin la posibilidad de pescar por la poca profundidad del lago. Y por supuesto Venezuela, tantas cosas que opinar al respecto.

Pero me decidí por algo mejor, por lo menos para mí. Escojo hablar de la celebración más importante para todo creyente, la resurrección de Jesús el hijo de Dios. Y a propósito de ello el estreno, este domingo, de la película Heaven Is for Real.

No creo que para mis lectores sea una sorpresa conocer que soy cristiana, es decir, reconozco que Jesús es el hijo de Dios y lo he aceptado como mi Salvador personal, más que eso es mi Rey, mi Señor y por si fuera poco mi Padre. No discuto con nadie sus creencias, pero defiendo las mías con pasión. Con la misma pasión con la que Él (Jesús) me salvó y me rescató de una muerte eterna.

El domingo de resurrección para mí es una celebración, porque gracias al sacrificio de Jesús, el cordero de Dios, mi vida fue proyectada a otra dimensión. Una de perdón, libertad, restauración, amor pagado con la sangre del unigénito. Sí, algunos piensan que es un día de luto, pero Dios nos regaló por gracia un hecho que nos traería gozo, no llanto ni lamento. No me alegro del sufrimiento de Jesús, sino todo lo contrario. Pero Él me ha enseñado que para resucitar es necesario morir. Así como muchas cosas que nos suceden a diario.

Las pruebas sobran, no sólo en los evangelios de Marcos, Mateo, Lucas y Juan, sino en la evidencia innegable de la tumba vacía, sin rastros, todavía en Jerusalén.

Jesús murió y al tercer día resucitó y ocupó el lugar que le fue reservado desde el principio de la creación, la diestra del Padre.

Que algunas personas vayan y celebren escarbando la tierra para sacar huevos, es asunto de ellos. Nosotros, me refiero a mi familia, celebramos en una gran fiesta de adoración y alabanza desde las 6 de la mañana y hasta que el cuerpo aguante. No hay razón para sufrir los padecimientos de Cristo, ¡Él ya los pagó para que nosotros fuésemos libres!  

Déjame decirte algo, en lo que creo con convicción, el cielo es real, así como Dios. Este domingo tómate el tiempo para reconciliarte con tu creador, para creer como niño en las promesas maravillosas que nos dejó en su palabra. Celebra la vida que Él adquirió para nosotros y no la muerte pasajera que fue necesaria para que venciera en esa cruz.

Y a propósito de este confesar mío, te recomiendo el film Heaven Is for Real, una película basada en la experiencia de un niño, hijo de pastor, quien murió y volvió a la vida sólo para contar lo que había visto en el Cielo.

Escrito está: “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados: el castigo de nuestra paz sobre Él; y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en Él el pecado de todos nosotros”. Isaías 53: 3-6.

“Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado.” Mateo 28: 5-6

 “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. Yo soy el Alfa y el Omega, el principio y fin, el primero y el último”. Apocalipsis 22: 12-13.

 

 Escríbele un email a Carolina Rincón: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2smodern