La carga de ayuda humanitaria que llegó por autobús proveniente de Dallas a Salina Cruz, Oaxaca el sábado poco antes de la medianoche se unió a la de varios vehículos que formaron una caravana espontánea hasta ahí, aprovechando la escolta que la policía federal hizo del vehículo proveniente de Texas desde Monterrey, el viernes.

Eduardo Banda, junto a Carmen Acosta, ambos residentes de Dallas, tan pronto como descendieron se avocaron a organizar los productos donados por cientos de habitantes del Norte de Texas para asistir a comunidades oaxaqueñas que padecieron dos sismos durante septiembre.

El plan original era llegar hasta Juchitán, pero por razones de seguridad pararon poco antes, en Salina Cruz, lugar de origen de la señora Acosta, quien se comprometió a supervisar de cerca y documentar que la mercancía enviada desde Dallas se quede en manos de gente necesitada.

Relacionada: Va camino a Oaxaca ayuda reunida en Dallas

"Cambiamos de planes, no llegamos a Juchitán, llegamos a Salina Cruz, ahí descargamos todo. Lo que pasó es que la cosa estaba muy tensa ahí. Según había grupos de ciudadanos que por la fuerza quitándoles todo. Dijieron que hasta los soldados estaban desviando a los camiones y además, estaban recibiendo mucha ayuda. Por eso cambiamos de planes", explicó en un mensaje el señor Banda.

La llegada a Salina Cruz: Facebook Live.

Antes de emprender el regreso a Dallas, Banda narró a este medio que el domingo por la mañana, cuatro camionetas subieron a una comunidad entre los cerros a entregar cajas con comida:

Por la mañana fuimos a este lugar, Santiago Lachiguiri. Fuimos en cuatro camionetas en total y es una comunidad entre los cerros donde ha llegado muy poca ayuda. Ahí dejamos despensas. Gente muy humilde en estas comunidades según nos cuenta un joven llamado Luis (hay 75 casas destruidas), él es un joven que conoce esas comunidades de más arriba donde estuvieron incomunicados, ahí dejamos despensa. Pero nos cuenta Luis que hay más comunidades de más arriba que casi no han recibido ayuda. Ahí en esa comunidad miré siete casas de adobe desplomadas y varias cuarteadas. Ahí no duermen porque no están seguras para habitar, duermen con sus niños afuera, sus viviendas están en una loma o cerro pequeño en donde se camina por veredas, caminos muy angostos, realmente está triste la situación”.

VACUNACIÓN ANTE CONTINGENCIA
Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), a través de la Jurisdicción Sanitaria número Uno “Valles Centrales”,  aplicarán más de 24 mil vacunas contra el tetanos, rotavirus y antineumoccocica conjugada a grupos vulnerables, como parte del plan emergente ante la contingencia por los sismos de septiembre e inundaciones que se presentaron en el estado, informaron en un comunicado de prensa.