"Las relaciones diplomáticas se podrán romper, pero los vínculos fraternales e históricos entre los pueblos de México y Cuba serán eternos", declaró públicamente Fidel Castro a principios de este siglo,  poco después de exhibir la llamada que sostuvo con Vicente Fox, en la que en el 2002 le dijo "cenas y te vas", al tratar de impedir que el líder cubano se topara con George W. Bush en Monterrey.

Los asesores de ambas partes seguramente se quebraron la cabeza para llegar a la misma conclusión: un acercamiento entre Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, y Enrique Peña Nieto, presidente de México, “limaría” asperezas, tras una larga lista de insultos antimexicanos que ha proferido el magnate durante más de 15 meses.

 A Misael Rodríguez, Buenos Aires le dio la bendición, o quizás fue su madre, o cualquier desconocido al que le causó ternura cuando pedía una cooperación para solventar su aventura olímpica. Lo cierto es que fue en la capital argentina donde el mexicano, oriundo de Chihuahua, aseguró un boleto para las Olimpiadas de Río de Janeiro.

Más artículos...