REDACCIÓN -- El primer día de la visita del Papa Francisco a Estados Unidos fue enmarcado por la hazaña de una niña de raíces mexicanas que en Washington, D.C. no desistió hasta que logró entregarle una carta al líder de la iglesia católica, en la que le pide ayude a sus padres y a los millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

"Papa Francisco, le quiero contar que mi corazón está muy triste, porque tengo un miedo de que un día el ICE deporten a mis papás. Yo tengo derecho a vivir con mis papás. Yo tengo derecho de ser feliz", esas son las palabras que la niña Sofía Cruz, nacida en Estados Unidos, le dirige a Francisco en la carta que logró entregarle durante un desfile por las calles de la capital estadounidense el miércoles por la mañana. 

La pequeña Cruz también precisa en su misiva que es hija de dos indígenas de Tuxtepec, Oaxaca y le pide que no se olvide de los niños. 

America's Voice publicó que según un reporte, también le dio una camiseta con la leyenda de “Papa Rescate DAPA”.