El hasta ahora imparable aspirante a la nominación presidencial republicana, Donald Trump, tilda a todo el que lo contradiga de “estúpido” y se jacta de que las barbaridades que cacarea son las cosas que muchos quieren decir y no se atreven. Su arrogancia y su retórica anti todo lo han convertido en ídolo de ese 30% del Partido Republicano que aspira a que Trump, como quien construye y destruye rascacielos, sea capaz de borrar por arte de magia los cambios demográficos que han alterado el rostro físico y electoral de Estados Unidos.

Hillary Clinton reoficializó la campaña por su segura nominación presidencial demócrata el sábado en Nueva York, y el ex gobernador de la Florida, Jeb Bush, anunciaría este lunes lo propio en el ámbito republicano en el Miami Dade College.

 

WASHINGTON, D.C. -- Me pregunto si los sectores republicanos, sobre todo hispanos, que dicen apoyar la reforma migratoria creen que pueden evadir la enorme responsabilidad de su partido en entorpecer dicha reforma por la vía legislativa. No colaboran de forma bipartidista; si avanza una legislación, como ocurrió en 2013, la bloquean. Ante la inacción legislativa republicana, el presidente Barack Obama gira órdenes ejecutivas migratorias en 2014 y entonces las tachan de anticonstitucionales y las frenan en los tribunales.

WASHINGTON, DC -- Mientras las acciones ejecutivas migratorias giradas por el presidente Barack Obama en noviembre de 2014 siguen su tortuoso camino por los tribunales, los indocumentados que se habrían beneficiado siguen su propia y accidentada ruta de incertidumbre.

Más artículos...