Dallas ISD

Guías de discreción en inmigración: Destacados profesores de leyes se dirigen al Secretario Mayorkas

LOS ANGELES, CA -- En una nueva carta dirigida al secretario de Seguridad Interna, Alejandro Mayorkas, un grupo nacional de profesores y académicos destacados en temas de leyes de inmigración le ofrecieron un análisis legal detallado para su consideración antes del anuncio de las nuevas guías de discreción procesal de casos ("prosecutorial discretion guidelines", en inglés).

"La discreción para decidir quién puede permanecer en los Estados Unidos es un aspecto inevitable de nuestro sistema de inmigración", afirmó Hiroshi Motomura, codirector del Centro de Leyes y Políticas de Inmigración (CILP, en inglés).

"Es esencial que el secretario Mayorkas proponga guías que ejerzan su autoridad y responsabilidad de asegurar que las decisiones sean transparentes, libres de prejuicio racial y que ayuden a identificar a los inmigrantes que deberíamos de permitir quedarse en los Estados Unidos como miembros productivos de nuestra sociedad", agregó.

Enfocarse en quien debe de ser deportado, en vez de en quién debería de poder permanecer en los Estados Unidos, no solo es un ejemplo de cómo las guías de discreción fiscal han operado durante muchas décadas, sino que "también corre el peligro de perpetuar el prejuicio racial en el sistema de derecho penal", comentaron los especialistas en un comunicado enviado a la prensa.

El profesor Motomura fue uno de tres coautores principales del análisis legal que detalla la historia, el uso y los razonamientos detrás de las guías de discreción procesal al igual que la autoridad legal para enfocarse en quién debería poder quedarse en los Estados Unidos.

Las guías de discreción de los fiscales históricamente han sido basadas en cualidades tales como lazos familiares, tiempo de residencia y contribuciones hacia la sociedad. Sin embargo, en los últimos años el Gobierno Federal ha cambiado su enfoque, centrándose en quién debe de ser deportado en lugar de quién merece quedarse en el país.

"El secretario Mayorkas puede ordenar a su agencia dar permisos a los migrantes para no ser deportados y puedan quedarse en el país de manera temporal basado en el apoyo familiar, consideraciones médicas y otras razones humanitarias", expresó el Profesor Motomura. “De hecho estaría haciendo lo que pasados secretarios y oficiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas han hecho”.

Esta carta hace dos puntos centrales. Primero, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tiene la autoridad legal para adoptar y anunciar públicamente las prioridades que guiarán su ejercicio de discreción procesal. El DHS y sus agencias predecesoras han ejercido esta autoridad muchos veces durante al menos los últimos 50 años.

En segundo lugar, estas décadas de práctica histórica dejan en claro que el DHS tiene la autoridad legal para decidir cómo articular estas pautas. En particular, las pautas del DHS pueden basarse en las acciones afirmativas de un no ciudadano, lo que puede justificar la concesión de un indulto temporal de la expulsión.

"La discreción para decidir quién puede permanecer en los Estados Unidos es un aspecto inevitable de nuestro sistema de inmigración", afirmó Hiroshi Motomura, codirector del Centro de Leyes y Políticas de Inmigración (CILP, en inglés).

"Es esencial que el secretario Mayorkas proponga guías que ejerzan su autoridad y responsabilidad de asegurar que las decisiones sean transparentes, libres de prejuicio racial y que ayuden a identificar a los inmigrantes que deberíamos de permitir quedarse en los Estados Unidos como miembros productivos de nuestra sociedad", agregó.

Enfocarse en quien debe de ser deportado, en vez de en quién debería de poder permanecer en los Estados Unidos, no solo es un ejemplo de cómo las guías de discreción fiscal han operado durante muchas décadas, sino que "también corre el peligro de perpetuar el prejuicio racial en el sistema de derecho penal", comentaron los especialistas en un comunicado enviado a la prensa.

El profesor Motomura fue uno de tres coautores principales del análisis legal que detalla la historia, el uso y los razonamientos detrás de las guías de discreción procesal al igual que la autoridad legal para enfocarse en quién debería poder quedarse en los Estados Unidos.

Las guías de discreción de los fiscales históricamente han sido basadas en cualidades tales como lazos familiares, tiempo de residencia y contribuciones hacia la sociedad. Sin embargo, en los últimos años el Gobierno Federal ha cambiado su enfoque, centrándose en quién debe de ser deportado en lugar de quién merece quedarse en el país.

"El secretario Mayorkas puede ordenar a su agencia dar permisos a los migrantes para no ser deportados y puedan quedarse en el país de manera temporal basado en el apoyo familiar, consideraciones médicas y otras razones humanitarias", expresó el Profesor Motomura. “De hecho estaría haciendo lo que pasados secretarios y oficiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas han hecho”.

Esta carta hace dos puntos centrales. Primero, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tiene la autoridad legal para adoptar y anunciar públicamente las prioridades que guiarán su ejercicio de discreción procesal. El DHS y sus agencias predecesoras han ejercido esta autoridad muchos veces durante al menos los últimos 50 años.

En segundo lugar, estas décadas de práctica histórica dejan en claro que el DHS tiene la autoridad legal para decidir cómo articular estas pautas. En particular, las pautas del DHS pueden basarse en las acciones afirmativas de un no ciudadano, lo que puede justificar la concesión de un indulto temporal de la expulsión.