Freno temporal de deportaciones: Entra en efecto moratoria de 100 días en EE.UU.

22 de enero de 2021 -- El gobierno federal anunció que a partir de este viernes hará una pausa de 100 días en las deportaciones de algunos inmigrantes indocumentados y que la política para los solicitantes de asilo que intenten ingresar a Estados Unidos ya no los obligará a permanecer en México mientras esperan una audiencia en una corte estadounidense.

No-Ciudadanos: La pausa en las deportaciones se aplica a ciertos "no ciudadanos con orden de deportación para garantizar que tengamos un sistema de cumplimiento de la ley de inmigración justo y eficaz centrado en proteger la seguridad nacional, la seguridad fronteriza y la seguridad pública", comunicó el Departamento de Seguridad Nacional, DHS en inglés.

Dallas ISD

Queda fuera del beneficio cualquier inmigrante que sea "sospechoso de terrorismo o espionaje, o que represente un peligro para la seguridad nacional de los Estados Unidos"; también quienes hayan ingresado después del 1 de noviembre de 2020 y aquéllos que voluntariamente renunciaron a cualquier derecho a permanecer en el país, de acuerdo al memorando del DHS. Del mismo modo son excluidos los detenidos en cárceles federales, estatales y locales que hayan sido puestos en libertad en el momento de la emisión del memorando o posteriormente a éste y que hayan sido encontradas culpable de un "delito grave".

Falta Civil: Biden firmó en el primer día de su presidencia una orden ejecutiva que ANULA un decreto de la presidencia de Donald Trump, el cual "criminalizó" la simple presencia indocumentada en el país, la cual era considerada una falta civil hasta ese entonces, 25 de enero de 2017.

También prohibía las llamadas "ciudades o jurisdicciones santuario" y endurecía las prioridades de deportación, colocando a los 11 millones de indocumentados que se estima viven y trabajan en el país en la mira de "ICE", la Agencia de Inmigración y Aduanas.

"Se revoca la Orden Ejecutiva 13768 del 25 de enero de 2017 (Mejora de la seguridad pública en el interior de los Estados Unidos)", ordenó Biden tras firmar el documento.

"El Secretario de Estado, el Fiscal General, el Secretario de Seguridad Nacional (DHS), el Director de la Oficina de Administración y Presupuesto, el Director de la Oficina de Administración de Personal y los jefes de cualquier otro departamento y agencia ejecutivas relevantes, deberán revisar cualquier acción de la agencia desarrollada de conformidad con la Orden Ejecutiva 13768 y tomar acción, incluida la emisión de una guía revisada, según corresponda y de conformidad con la ley aplicable, que avance la política establecida en la sección 1 de esta orden", indica el documento.

No-Ciudadanos: La pausa en las deportaciones se aplica a ciertos "no ciudadanos con orden de deportación para garantizar que tengamos un sistema de cumplimiento de la ley de inmigración justo y eficaz centrado en proteger la seguridad nacional, la seguridad fronteriza y la seguridad pública", comunicó el Departamento de Seguridad Nacional, DHS en inglés.

Dallas ISD

Queda fuera del beneficio cualquier inmigrante que sea "sospechoso de terrorismo o espionaje, o que represente un peligro para la seguridad nacional de los Estados Unidos"; también quienes hayan ingresado después del 1 de noviembre de 2020 y aquéllos que voluntariamente renunciaron a cualquier derecho a permanecer en el país, de acuerdo al memorando del DHS. Del mismo modo son excluidos los detenidos en cárceles federales, estatales y locales que hayan sido puestos en libertad en el momento de la emisión del memorando o posteriormente a éste y que hayan sido encontradas culpable de un "delito grave".

Falta Civil: Biden firmó en el primer día de su presidencia una orden ejecutiva que ANULA un decreto de la presidencia de Donald Trump, el cual "criminalizó" la simple presencia indocumentada en el país, la cual era considerada una falta civil hasta ese entonces, 25 de enero de 2017.

También prohibía las llamadas "ciudades o jurisdicciones santuario" y endurecía las prioridades de deportación, colocando a los 11 millones de indocumentados que se estima viven y trabajan en el país en la mira de "ICE", la Agencia de Inmigración y Aduanas.

"Se revoca la Orden Ejecutiva 13768 del 25 de enero de 2017 (Mejora de la seguridad pública en el interior de los Estados Unidos)", ordenó Biden tras firmar el documento.

"El Secretario de Estado, el Fiscal General, el Secretario de Seguridad Nacional (DHS), el Director de la Oficina de Administración y Presupuesto, el Director de la Oficina de Administración de Personal y los jefes de cualquier otro departamento y agencia ejecutivas relevantes, deberán revisar cualquier acción de la agencia desarrollada de conformidad con la Orden Ejecutiva 13768 y tomar acción, incluida la emisión de una guía revisada, según corresponda y de conformidad con la ley aplicable, que avance la política establecida en la sección 1 de esta orden", indica el documento.