Selene Saavedra Román fue traida a Estados Unidos de Perú a los tres años de edad y se graduó de la universidad Texas A&M. Como recipiente de DACA, aceptó un trabajo como auxiliar de vuelo tras certificarse como tal, pero un viaje a México le puso pausa a su prometedora carrera.

Saavedra  estuvo detenida durante más de un mes detenida, bajo custodia de ICE, bajo amenaza de deportación después de aceptar trabajar en un vuelo de Mesa Airlines a México y a su regreso ser detenida en el aeropuerto Bush de Houston.

La azafata está casada con un ciudadano estadounidense y no había salido de Estados Unidos desde su llegada al país cuando era niña (proveniente de Perú), pero fue convencida por sus superiores de que no habría problema si trabajaba en un vuelo hacia México y enotonces aceptó.

"Ella debería estar bien porque es parte de DACA mientras no esté expirando", un supervisor en Mesa escribió en un email al que tuvo acceso la publicación The Points Guy.

María Sacchetti, del Washington Post, hizo notar que su arresto, además, no fue revelado sino hasta un mes después, y no lo hizo el gobierno. "¿Qué significa este arresto secreto?", se preguntó la reportera en un tuit.

La Asociación de Azafatas reunió miles de firmas para una petición en apouo a Selene dirigida a Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Interna de EE.UU. solicitando que le retiraran los cargos a la joven trabajadora. 

El viernes por la tarde fue liberada, confirmó su esposo, no después de un "largo mes", según declaró la joven inmigrante.

Saavedra Roman, tiene 28 años y es una residente de College Station, Texas que creció en Dallas.

Había entrado a trabajar a Mesa Airlines en este 2019 y llevaba más de un mes en su puesto como azafata cuando la programaron para hacer un vuelo a México desde el George Bush Intercontinental de Houston, a pesar de que antes les había indicado que no quería trabajar en vuelos afuera de Estados Unidos, pero al final cometió el grave error de hacerlo tras la insistencia de sus superiores.

“Seguro, fue un gran error de su parte el aceptar hacerlo (salir de Estados Unidos), pero también fue un gran error de parte de la aerolínea el aconsejarle que lo hiciera", dijo Arroyo. "Pero estos errores no cambian el hecho de que la administración está deteniendo a alguien que tiene DACA cuando claramente es solo un error [el haber salido del país]".

Mesa Airlines opera vuelos regionales de American Airlines y United Airlines. El vuelo que metió en problemas a Saavedra era de United.