Un tercer juez federal falló en contra de la decisión del gobierno de Trump de ponerle fin al programa DACA y ordenó que continúe procesando las solicitudes de renovación y que además acepte las de quienen solicitan el beneficio por primera vez, aunque esta segunda parte no es efectiva inmediatamente.

El juez John Bates, del Distrito de Colombia utilizó calificativos muy  fuertes en su opinión de 60 páginas, en donde dijo que los intentos de Trump de ponerle fin al programa de Acción Diferida eran "arbitrarios", "caprichosos", "virtualmente inexplicables" e "ilegales".

NO ES INMEDIATO
De acuerdo al abogado Nelson Castillo, el juez Bates anunció que su fallo no entrará en vigor por 90 días, dándole ese tiempo al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos para que presente una mejor explicación de su decisión de eliminar DACA.

La administración Trump había fijado como fecha de expiración de DACA el 5 de marzo, pero dos fallos de jueces federales impidieron que se llevara a cabo tal decisión. Sin embargo, ninguno de los dos jueces anteriores habían ordenado que se volvieran a recibir nuevas solicitudes para el programa.

"Cada día que la agencia retrasa es un día que extranjeros que podrían ser elegibles para recibir DACA inicialmente están expuestos a la deportación debido a una acción ilegal de la agencia", escribió Bates.

Si después de los 90 días, el gobierno de Trump no presenta una justificación válida para cancelar DACA, "la decisión del juez Bates activaría DACA para nuevos solicitantes, como por ejemplo, personas que anteriormente no calificaban por ser menor de la edad requerida. También, podrán solicitar permisos de ingreso anticipado (advance parole, en inglés)", añadió Nelson en su columna.