El gobierno de México presentó un escrito de “Amigo de la Corte” (Amicus curiae) en una corte federal de Nueva York para respaldar la solicitud de suspender provisionalmente los efectos de la rescisión del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

Foto: Yehimini Cambron/Twitter 

México argumenta en el "Amicus curiae" el daño que esta rescisión (ordenada por el Departamento de Seguridad Interna (DHS), el 5 de septiembre de 2017) le causa a los beneficiarios de DACA, sus familias y, en general, a la comunidad mexicana en Estados Unidos.

Sin acción judicial que bloquee el fin de DACA, los mexicanos escudados bajo el programa sufrirían un "daño irreparable", adelantaron los abogados de México en la corte desde el jueves, cuando le pidieron a un juez federal en Brooklyn (Nicholas Garaufis) permiso para someter el amicus con sus puntos de vista expresados.

El juez Garaufis preside dos demandas emprendidas contra el gobierno de Estados Unidos por haber rescindido DACA. Los demandantes en uno de los casos incluyen a cuatro mexicanos que crecieron en Estados Unidos, reportó el NY Daily News. El otro pleito es una coalición de estados liderada por Nueva York.

En el escrito que fue sometido el viernes, México señala, entre otros argumentos, que la rescisión de DACA expone a sus beneficiarios, e incluso a cualquier persona mexicana que cubre el perfil de joven “dreamer”, a un riesgo innecesario de acoso por parte de agentes de procuración de justicia, y genera incertidumbre respecto del trato que dichas personas deban esperar de la autoridad.

El juez Garaufis preside dos demandas emprendidas contra el gobierno de Estados Unidos por haber rescindido DACA. Los demandantes en uno de los casos incluyen a cuatro mexicanos que crecieron en Estados Unidos, reportó el NY Daily News. El otro pleito es una coalición de estados liderada por Nueva York.

Desde 2012, cuando inició DACA, y hasta el 4 de septiembre de 2017, casi 690 mil jóvenes habían recibido los beneficios del programa, entre los cuales destaca la suspensión temporal de deportación, un permiso de trabajo y la posibilidad de solicitar una licencia de manejo. De ellos, aproximadamente 548 mil son mexicanos, lo que representa el 79% del total, dijo la SRE.

"México es respetuoso del derecho soberano que tiene cada país para decidir sus políticas migratorias internas, pero al mismo tiempo manifiesta su irrestricto deber de defender los derechos de sus nacionales en México o en el lugar en el que hayan decidido residir", señaló también la Secretaría de Relaciones Exteriores.