02212018Mié
Last updateMié, 21 Feb 2018 12pm

Blog: Lágrimas de felicidad (Mai Rojas en Dallas)

Mai Rojas no es español, pero en su hablar despide casi gustoso un leve tufo barcelonés. Hace más de 10 años que se mudó de su natal Costa Rica para seguir creciendo en el mundo de las artes escénicas y poco a poco a empezado a recorrer el mundo.

En el escenario, no obstante, el jueves pasado en Dallas, los movimientos de su cuerpo hablaron por él, expresando con agilidad y belleza un torrente de sentimientos que puso de pie al público al final de su presentación.

Teatro Dallas anunció con toda certeza a "La Leyenda del Fauno" como una "obra maestra" de teatro físico.

Rojas no pudo contener las lágrimas cuando tuvo que regresar a agradecer la ovación. Un merecidísimo reconocimiento. En los casi 20 años de existencia, el Latino Cultural Center no había albergado un espectáculo de tan marcada belleza.

El graduado de Cirque du soleil le hizo honor a su escuela y superó las expectativas, inaugurando por todo lo alto el Festival Internacional que por 18ava ocasión organizó Teatro Dallas.

La emoción no contenida del actor centroamericano fue el principio de una celebración cargada de modestia y una belleza genuina. Conmovidos, más de uno, desfilaron poco a poco hacia la salida, al recibidor del LCC a esperar a que saliera el joven artista para saludarlo.

Frans Winther y Else Marie Laukvik, representantes del teatro Odin de Dinamarca, asombrados por el despliegue físico de Rojas y la combinación audiovisual de su "performance", no dudaron en expresarle su admiración.

Lo mismo ocurrió con varios de los asistentes que esperaron pacientemente a que el extraordinario mimo se integrara a la breve postcelebración.

Cora Cardona, la directora artística de Teatro Dallas anunció que uno de los patrocinadores, fascinado y conmovido por la energía generada tras la actuación de Rojas, le prometió auspiciar recepciones posteriores.

A Rojas le sorprendió el gran gesto. También se enteró con agrado que el año pasado Rossy de Palma se presentó en Dallas, y en dos ocasiones, Cirque du soleil, también ofreció su espectáculo en el área. En Dallas, ¿quién diría?