11242017Vie
Last updateMié, 22 Nov 2017 11am

Iván Arellano, un jinete que sigue mejorando en el Lone Star Park

GRAND PRAIRIE -- Faltando dos semanas para que concluya la temporada de primavera del Lone Star Park, Iván Arellano se siente contento simplemente por haber superado las 20 victorias en su cuenta personal como jinete.

Considera a la presente, su mejor temporada en el hipódromo de Grand Prairie. Y se le nota relajado y satisfecho al hablar de sus logros. El domingo, después de las 10 carreras del 3 de julio, salió junto a su esposa, Catalina, y dos hijos a disfrutar del espectáculo de juegos pirotécnicos en el lugar.

Arellano es feliz montando. Dice que los amigos y los caballos es lo que más disfruta en el Lone Star Park. “Es el trabajo más divertido que hay a donde quiera que vayas”. En su natal Guerrero, México ya montaba pero no sobre caballos de carreras, fue en Estados Unidos, a mediados del 2006 en donde empezó a galopar y a familiarizarse con el ambiente competitivo de la hípica.  

En el 2008 debutó como aprendiz, su primer triunfo lo obtuvo en Retama Park y en el 2009 compitió por algún tiempo en pistas de Kentucky. En Churchill Downs estuvo una semana. “Fue una buena experiencia”, dijo. También, sin dejar de sonreír, evocó lo divertido que es el bautizo que le hacen a los jinetes novatos cuando ganan su primera carrera. "Es para hacerlos sentir en casa", explicó.

Pero Arellano no solamente disfruta con los caballos.  A mediados de junio se coronó campeón de un torneo de futbol amistoso que jugaron por primera vez entre todos los empleados del hipódromo, entre cuidadores, jockeys y asistentes. El equipo Jockey's Room venció 2-0 a Deportivo FC en la final y Arellano jugó casi todo el partido completo.

La buena condicion física y el mantenerse "liviano" es uno de los aspectos que los jinetes más cuidan, destaca el montador mexicano. 

En mayo de 2015, un caballo lo arrojó al suelo después de ingresar en las puertas. En esa ocasión Arellano sufrió una hinchazón en el tobillo izquierdo y fue llevado al hospital en Grand Prairie para ser evaluado y que le hicieran radiografías. "A los caballos hay que tenerles respeto y conocerlos", comenta. "No todos son mansos".

HISPANOS
También se siente orgulloso del avance de los hispanos en el estado. “Ya sabemos que en Texas hay mucho hispano, pero se ve como que está creciendo más cada año. Los hispanos siguen avanzando, somos muchos”, comenta, en particular sobre los que compiten como jinetes en el Lone Star Park; además de los que trabajan detrás de la pista.

A nivel nacional considera una inspiración los logros de Mario Gutiérrez y Víctor Espinoza. Sobre el Derby de Kentucky dice que, “ir a montar una carrera como esa es el sueño de todo jinete”.