11192017Dom
Last updateSáb, 18 Nov 2017 5pm

Pioneras de Afganistán y Ruanda desafían prejuicios; se capacitan en Dallas

DALLAS -- Masoma Hossimi dice que hace siete años todavía era muy mal visto que las mujeres en Afganistán practicaran deportes, por lo que tras graduarse de la Universidad de Kabul con una licenciatura en educación física emprendió una serie de iniciativas que culminaron en la primera asociación cultural y deportiva de su país en la que tienen cabida hombres y mujeres.

“Las mujeres atletas no eran respetas en mi sociedad”, dijo Hossimi al final de la graduación del programa “Peace Through Business”, en el cual fue premiada por su labor con el reconocimiento “Mujer Emprendedora del año”.

Al-Zahra, fundado en 2010, ahora cuenta con 4 sucursales en Afganistán y ofrece clases de gimnasia, kickboxing, voleybol, futbol y zumba en sus diferentes centros. También ofrecen seminarios de adiestramiento para entrenadores deportivos, que incluyen la participación de mujeres.

Hossimi fue parte de un grupo de 20 mujeres provenientes de Afganistán y Ruanda, que pasaron una semana de intensa capacitación y mentoría en Dallas como parte “Peace Through Business”, el cual lleva 9 años brindado empoderamiento y preparación para que al regresar a sus países estas empresarias puedan ser capaces de entrenar a otras más en sus comunidades.

A la fecha, 500 mujeres se han graduado de PTB, que es administrado por el Instituto de Empoderamiento Económico de Mujeres (IEEW, sus siglas en inglés). Y hasta ahora, el 80 por ciento de las participantes sigue en pie con sus negocios.

“En los primeros años que hicimos este programa, la mayoría de las participantes hacían trabajos artesanales manuales, pero ya no es el caso actualmente”, dijo la fundadora de IEEW, Terry Neese.

“Ahora tenemos a mujeres con empresas de tecnología, aplicaciones móviles y la construcción; hay una mujer que está vendiendo frutas secas”. El objetivo del programa es empoderar económica, social y políticamente a las mujeres participantes, independientemente de su área de acción, explicó la ejecutiva.

AGENCIA DE NOTICIAS SOBRE LA MUJER

En 2015, Humira Saqib, otra de las participantes de PTB, estableció la primera agencia de noticias de mujeres en Afganistán cuyo contenido reside en una página web y ya tiene clientes regionales.  

Saqib y un equipo de 10 personas producen contenido sobre temas como derechos humanos, justicia, economía y política, todos enfocados en la mujer. Los materiales se publican en dari, pashto e inglés.  Utilizan Facebook para promover sus productos, y han hecho documentales que han vendido a televisoras.

 En 2011 Saqib acudió a una conferencia internacional sobre las mujeres de Afganistán en Alemania. Y en este mes hizo su primera visita a Estados Unidos.

En opinión de Saqib, en Afganistán las condiciones de la mujer siguen mejorando, pero las condiciones de vida en las áreas rurales siguen siendo difíciles. Al preguntársele sobre la premio Nobel del vecino paías de Paquistán, Malala Yousafzai, quien aboga por los derechos de la mujer y fue noticia a nivel mundial en 2012 cuando se reportó el ataque que sufrió a bordo de un autbús, Saqib dijo que en Afganistán hay muchas jovencitas que enfrentan retos similares en un día a día.

“Malala por supuesto que es un modelo para el mundo, pero en nuestro país tenemos a millones de jovencitas que están sufriendo, pero nunca han dado un paso atrás, siguen firmes, viviendo sus vidas y son muy valientes.

La situación de seguridad, no solo para los mujeres, para toda la gente, es uno de los retos más grandes de Afganistán actualmente, dijo Saqib. “En mi país cada día tenemos dos explosiones, que la comunidad internacional por favor ponga atención”.

 “No es el Islam o la religión lo que impide a la mujer vivir una vida libre, abierta.  Es la mala cultura y la intepretación equivocada de algunos estudiosos. La cultura de fundamentalismo y extremismo afecta mucho a la mujer, el tribalismo”, opinó Saqib, quien vive felizmente casada a la edad de 30 años.

EMPODERAMIENTO Y CAMBIO SOCIAL

“Este programa es muy importante para AT&T, ya que permite a las mujeres convertirse en empresarias. Y cuando se le da poder a una mujer , se le da poder a toda su familia.  Se puede valer por sí misma y puede ayudar a su familia y  su comunidad, así como ser también ser un ejemplo para sus hijos y otros miembros de su familia”, dijo  Emily Alcantar, portavoz de AT&T, quien es patrocinador presidencial de “Peace Through Business”.

Bella Ntagugura, quien creció en un campamento de refugiados en Uganda, consiguió educarse y volverse una empresaria. De regreso en Ruanda, su país de origen fundó una agencia de consultoría (Benta Consulting Agency Ltd) que ofrece servicios a negocios que desconocen cómo manejar asuntos de negocios de manera efectiva y eficiente. Sus clientes incluyen organizaciones en el sector público y privado.

Ntagugura fue reconocida también como la “Mujer Emprendedora del año” (en representación de Ruanda), por su activismo y labor socioempresarial en trabajar con más de 2000 mujeres que han logrado cambiar de oficios y mejorado su modo de vida, algunas eran prostitutas o trabajaban en las calles y recibieron apoyo y mentoría para perseguir empleos más tradicionales y menos riesgosos para la salud.

El programa de entrenamiento de PTB en el área de Dallas incluyó actividades para las participantes en la Universidad de AT&T en Las Colinas, así como una visita a la sede mundial de la compañía.