Dallas ISD

"No es hora de bajar la guardia", dice alcalde de Dallas; el Condado rebasa 3,000 muertes

"La gente de Dallas debe seguir usando máscara y tomando precauciones para frenar la propagación y las mutaciones de COVID-19. Estamos cada vez más cerca de lograr la inmunidad colectiva y ahora no es el momento de bajar la guardia". Ese fue el mensaje del alcalde Eric Johnson, poco después del anuncio que rescindirá la orden de llevar máscaras en Texas a partir del 10 de marzo, por orden ejecutiva de Greg Abbott.

Todo negocio de cualquier índole también estará autorizado a abrir al 100 por ciento de su capacidad a partir del próximo miércoles de acuerdo a la decisión del gobernador de Texas, quien la dio a conocer durante una visita a Lubbock este martes. El Condado de Dallas anunció 25 muertes adicionales relacionadas con el Coronavirus, con lo cual rebasó la sombria cifra de 3,000 fallecimientos atribuídos a la Covid-19.

Pero el anuncio no tuvo la mejor acogida tanto entre funcionarios públicos como habitantes en general, entre otros sectores. En Dallas, por ejemplo, la Orquesta Sinfónica informó que a pesar de la orden, la compañía seguirá requiriendo máscaras para ingresar al recinto y que la cantidad de asistentes a conciertos seguirá siendo limitada.

"Seguiremos los lineamientos de CDC mientras estas discusiones continúan internamente. Por ahora, no anticipamos cambios antes del fin del año escolar", declaró una vocera del Dallas ISD respecto al uso de máscaras.

La alcaldesa de Fort Worth, Betsy Price, dijo que la orden de Abbott, republicano como ella, era "prematura" y le pidió que permita que más gente obtenga la vacuna. "Hago un llamado al gobernador a que abra categorías adicionales de vacunas para que más gente sea elegible a una si la quieren", declaró Price. "Ahora, más que nunca, las vacunas y las pruebas debe de estar fácilmente disponibles".

El juez del condado de Tarrant, Glen Whitley, no obstante, rescindió inmediatamente la orden de usar máscara en negocios.

De acuerdo a cifras oficiales, el estado de Texas ocupa el último lugar en vacunas per cápita: 93.5% del estado no ha sido completamente vacunado.

Mayo: El juez del Condado de Dallas, Clay Jenkins, hizo notar que el presidente Joe Biden anunció que para finales de mayo, todo adulto en Estados Unidos podrá tener acceso a una vacuna contra Covid-19. También diseminó información respecto a que el mandatario desea que todos los maestros tengan la primera dosis de una vacuna para finales de marzo.

"La Casa Blanca usará el sistema de farmacias. Los primeros maestros recibirán su vacuna la próxima semana", publicó Jenkins en Twitter, mencionando a los distritos escolares de Dallas, Irving, Garland y Richardson.

"Seguimos salvando vidas vacunando a muchos en contra del COVID-19. Hoy, más de 7 mil residentes recibieron la primera y segunda dosis. Regresaremos a la normalidad si ponemos de nuestra parte al usar una máscara, lavarnos las manos y manteniendo el distanciamiento social", ese fue el anuncio en Twitter del Departamento de Salud y Recursos Humanos del Condado de Dallas.

"Debe enfocarse en lo que los médicos, los hechos y la ciencia dicen que es seguro, no en lo que el gobernador dice que es legal", afirmó Jenkins.

Todo negocio de cualquier índole también estará autorizado a abrir al 100 por ciento de su capacidad a partir del próximo miércoles de acuerdo a la decisión del gobernador de Texas, quien la dio a conocer durante una visita a Lubbock este martes. El Condado de Dallas anunció 25 muertes adicionales relacionadas con el Coronavirus, con lo cual rebasó la sombria cifra de 3,000 fallecimientos atribuídos a la Covid-19.

Pero el anuncio no tuvo la mejor acogida tanto entre funcionarios públicos como habitantes en general, entre otros sectores. En Dallas, por ejemplo, la Orquesta Sinfónica informó que a pesar de la orden, la compañía seguirá requiriendo máscaras para ingresar al recinto y que la cantidad de asistentes a conciertos seguirá siendo limitada.

"Seguiremos los lineamientos de CDC mientras estas discusiones continúan internamente. Por ahora, no anticipamos cambios antes del fin del año escolar", declaró una vocera del Dallas ISD respecto al uso de máscaras.

La alcaldesa de Fort Worth, Betsy Price, dijo que la orden de Abbott, republicano como ella, era "prematura" y le pidió que permita que más gente obtenga la vacuna. "Hago un llamado al gobernador a que abra categorías adicionales de vacunas para que más gente sea elegible a una si la quieren", declaró Price. "Ahora, más que nunca, las vacunas y las pruebas debe de estar fácilmente disponibles".

El juez del condado de Tarrant, Glen Whitley, no obstante, rescindió inmediatamente la orden de usar máscara en negocios.

De acuerdo a cifras oficiales, el estado de Texas ocupa el último lugar en vacunas per cápita: 93.5% del estado no ha sido completamente vacunado.

Mayo: El juez del Condado de Dallas, Clay Jenkins, hizo notar que el presidente Joe Biden anunció que para finales de mayo, todo adulto en Estados Unidos podrá tener acceso a una vacuna contra Covid-19. También diseminó información respecto a que el mandatario desea que todos los maestros tengan la primera dosis de una vacuna para finales de marzo.

"La Casa Blanca usará el sistema de farmacias. Los primeros maestros recibirán su vacuna la próxima semana", publicó Jenkins en Twitter, mencionando a los distritos escolares de Dallas, Irving, Garland y Richardson.

"Seguimos salvando vidas vacunando a muchos en contra del COVID-19. Hoy, más de 7 mil residentes recibieron la primera y segunda dosis. Regresaremos a la normalidad si ponemos de nuestra parte al usar una máscara, lavarnos las manos y manteniendo el distanciamiento social", ese fue el anuncio en Twitter del Departamento de Salud y Recursos Humanos del Condado de Dallas.

"Debe enfocarse en lo que los médicos, los hechos y la ciencia dicen que es seguro, no en lo que el gobernador dice que es legal", afirmó Jenkins.