7 de octubre de 2020 -- El gobernador de Texas Greg Abbott anunció este miércoles que los funcionarios de los condados en el estado pueden empezar a coordinar esfuerzos con las autoridades correspondientes para permitir que los bares abran la próxima semana.

De acuerdo a la nueva disposición, a partir del 14 de octubre los bares en los condados que así lo permitan podrán volver a ofrecer servicio en persona a clientes, a un 50 por ciento de la capacidad del local y con la condición de que estén sentados. En Dallas, por el momento la medida no será adoptada, anunció el juez del condado.

Dallas ISD

Dallas Covid-19

"En relación a la apertura de bares en el condado de Dallas, no me enlistaré para abrirlos por ahora", dijo en Twitter Clay Jenkins, mostrando una gráfica en la que las autoridades de salud ubican al condado en el nivel naranja de la pandemia de Covid-19.

"Estamos en naranja pero nuestros números están aumentando (Mal). Escucharé a todos pero le haré caso a la ciencia", añadió el juez.

La "reapertura" aplica solo a las regiones en donde los pacientes de coronavirus representan un 15 por ciento o menos de la población hospitalizada.

Además de permitir que los bares reabran, Abbott también anunció que los negocios que actualmente operan a un 50 por ciento de capacidad podrán expanderse a un 75%, incluyendo cines, salas de bingo, lugares para jugar boliche y parques de diversión.

"Es tiempo de abrir más, siempre y cuando los protocolos de seguridad sigan", dijo el gobernador.

De acuerdo a la nueva disposición, a partir del 14 de octubre los bares en los condados que así lo permitan podrán volver a ofrecer servicio en persona a clientes, a un 50 por ciento de la capacidad del local y con la condición de que estén sentados. En Dallas, por el momento la medida no será adoptada, anunció el juez del condado.

Dallas ISD

Dallas Covid-19

"En relación a la apertura de bares en el condado de Dallas, no me enlistaré para abrirlos por ahora", dijo en Twitter Clay Jenkins, mostrando una gráfica en la que las autoridades de salud ubican al condado en el nivel naranja de la pandemia de Covid-19.

"Estamos en naranja pero nuestros números están aumentando (Mal). Escucharé a todos pero le haré caso a la ciencia", añadió el juez.

La "reapertura" aplica solo a las regiones en donde los pacientes de coronavirus representan un 15 por ciento o menos de la población hospitalizada.

Además de permitir que los bares reabran, Abbott también anunció que los negocios que actualmente operan a un 50 por ciento de capacidad podrán expanderse a un 75%, incluyendo cines, salas de bingo, lugares para jugar boliche y parques de diversión.

"Es tiempo de abrir más, siempre y cuando los protocolos de seguridad sigan", dijo el gobernador.