DALLAS -- La mañana del jueves 17 de septiembre se pudieron ver rostros de felicidad en la entrada de varias escuelas del Dallas ISD, donde los estudiantes que reciben servicios de educación especial en aulas independientes especializadas pudieron regresar a sus campus para comenzar a trabajar con sus maestros. Fue la primera vez que tuvieron la oportunidad de verse en persona después de meses de aprendizaje virtual debido a la pandemia.

"Es importante que estos estudiantes regresen a la escuela porque necesitan la consistencia de la rutina diaria que la escuela les puede brindar, así como el apoyo para desarrollar habilidades académicas y sociales", dijo Heather Massie, maestra de SPED en L. L. Hotchkiss Elementary School. "Estoy emocionada de ver a mis estudiantes y sé que ellos también están emocionados".

Para los padres, como Estella Zamarripa en Hotchkiss Elementary, esta transición del hogar al salón de clases ha sido fácil porque padres y maestros han trabajado juntos para asegurarse de que los estudiantes estén listos. Dijo que su hijo está en buenas manos y confía en los protocolos de seguridad implementados para los estudiantes y el personal.

"Para mí era importante que mi hijo fuera a la escuela, porque, por mucho que yo pueda hacer en casa, él se beneficia de tener amigos y compañeros", dijo Zamarripa. "Me siento muy bien de que Dallas ISD, y especialmente los maestros, nos ofrecieron la oportunidad de regresar a la escuela".

"Estamos muy contentos de dar la bienvenida a este primer grupo de estudiantes con capacidades especiales para recibir instrucción en persona después de meses de extrañarlos", dijo Elizabeth Casas, superintendente adjunta de Poblaciones Especiales "El distrito ha trabajado arduamente para preparar nuestras escuelas y aulas para asegurarnos de que sean seguras para los estudiantes y el personal. Si bien el aprendizaje a distancia sigue siendo una opción, nos complace ofrecer a las familias esta opción ahora que el condado de Dallas ha reducido el nivel de amenaza de Covid-19 a naranja".

Otros estudiantes que reciben servicios de educación especial pero que no están en aulas independientes continuarán participando en el modelo de aprendizaje a distancia.

"Es importante que estos estudiantes regresen a la escuela porque necesitan la consistencia de la rutina diaria que la escuela les puede brindar, así como el apoyo para desarrollar habilidades académicas y sociales", dijo Heather Massie, maestra de SPED en L. L. Hotchkiss Elementary School. "Estoy emocionada de ver a mis estudiantes y sé que ellos también están emocionados".

Para los padres, como Estella Zamarripa en Hotchkiss Elementary, esta transición del hogar al salón de clases ha sido fácil porque padres y maestros han trabajado juntos para asegurarse de que los estudiantes estén listos. Dijo que su hijo está en buenas manos y confía en los protocolos de seguridad implementados para los estudiantes y el personal.

"Para mí era importante que mi hijo fuera a la escuela, porque, por mucho que yo pueda hacer en casa, él se beneficia de tener amigos y compañeros", dijo Zamarripa. "Me siento muy bien de que Dallas ISD, y especialmente los maestros, nos ofrecieron la oportunidad de regresar a la escuela".

"Estamos muy contentos de dar la bienvenida a este primer grupo de estudiantes con capacidades especiales para recibir instrucción en persona después de meses de extrañarlos", dijo Elizabeth Casas, superintendente adjunta de Poblaciones Especiales "El distrito ha trabajado arduamente para preparar nuestras escuelas y aulas para asegurarnos de que sean seguras para los estudiantes y el personal. Si bien el aprendizaje a distancia sigue siendo una opción, nos complace ofrecer a las familias esta opción ahora que el condado de Dallas ha reducido el nivel de amenaza de Covid-19 a naranja".

Otros estudiantes que reciben servicios de educación especial pero que no están en aulas independientes continuarán participando en el modelo de aprendizaje a distancia.