El aumento reciente en los casos de coronavirus en el norte de Texas ha producido un reto más entre la comunidad: el de satisfacer la creciente demanda de plasma convaleciente (PCC) de los hospitales, es decir la sangre de las personas que se han recuperado de Covid-19 que se utiliza para ayudar a controlar la enfermedad de los pacientes actualmente enfermos.

"Carter BloodCare" informó que los pedidos de PCC de hospitales locales son cuatro veces mayores ahora que a principios de junio. La terapia CCP continúa mostrando algunos signos de éxito en el tratamiento del daño respiratorio severo causado por el nuevo coronavirus, razón por la cual se alienta a los sobrevivientes de COVID-19 en todo el norte de Texas a considerar la donación de plasma. A veces descrita como "el regalo de la vida", la porción de plasma de la sangre es rica en anticuerpos que estimulan el sistema inmunitario y ayudan a destruir los virus.

"No le hace tanto bien al paciente pedir CCP y que llegue tres días después", dijo la Dra. Pamela Jensen, directora médica del Servicio de Transfusiones del hospital Texas Health Presbyterian en Dallas. "Los esfuerzos de Carter BloodCare para recolectar localmente significan que el PCC estará disponible inmediatamente cuando el paciente lo necesite. Esta es una oportunidad única para aquellos que se han recuperado de Covid-19 para salvar vidas y aliviar el sufrimiento, donando su plasma para pacientes".

Los doctores de enfermedades infecciosas prefieren usar plasma convaleciente en pacientes antes de que surja la necesidad de un ventilador, dijo el Dr. Jensen.

Carter BloodCare sugiere que los hospitales y los médicos pueden ayudar al suministro de CCP al educar a sus pacientes recuperados sobre el importante papel que pueden desempeñar en la lucha contra Covid-19.

Para pacientes que se han recuperado de Covid-19 y desean donar plasma convaleciente, visite carterbloodcare.org para obtener más información. Los donantes de CCP deben cumplir con otros requisitos de elegibilidad para la donación de sangre.

"Carter BloodCare" informó que los pedidos de PCC de hospitales locales son cuatro veces mayores ahora que a principios de junio. La terapia CCP continúa mostrando algunos signos de éxito en el tratamiento del daño respiratorio severo causado por el nuevo coronavirus, razón por la cual se alienta a los sobrevivientes de COVID-19 en todo el norte de Texas a considerar la donación de plasma. A veces descrita como "el regalo de la vida", la porción de plasma de la sangre es rica en anticuerpos que estimulan el sistema inmunitario y ayudan a destruir los virus.

"No le hace tanto bien al paciente pedir CCP y que llegue tres días después", dijo la Dra. Pamela Jensen, directora médica del Servicio de Transfusiones del hospital Texas Health Presbyterian en Dallas. "Los esfuerzos de Carter BloodCare para recolectar localmente significan que el PCC estará disponible inmediatamente cuando el paciente lo necesite. Esta es una oportunidad única para aquellos que se han recuperado de Covid-19 para salvar vidas y aliviar el sufrimiento, donando su plasma para pacientes".

Los doctores de enfermedades infecciosas prefieren usar plasma convaleciente en pacientes antes de que surja la necesidad de un ventilador, dijo el Dr. Jensen.

Carter BloodCare sugiere que los hospitales y los médicos pueden ayudar al suministro de CCP al educar a sus pacientes recuperados sobre el importante papel que pueden desempeñar en la lucha contra Covid-19.

Para pacientes que se han recuperado de Covid-19 y desean donar plasma convaleciente, visite carterbloodcare.org para obtener más información. Los donantes de CCP deben cumplir con otros requisitos de elegibilidad para la donación de sangre.