Las visitas a salas de emergencias relacionadas con el coronavirus aumentaron otra vez en las 24 horas pasadas en los hospitales del Condado de Dallas, anunciaron las autoridades, que también reportaron 1,201 casos nuevos de residentes contagiados y la muerte de 10 personas más por complicaciones de la enfermedad Covid-19.

En un comunicado, los funcionarios de salud dijeron este jueves que "las visitas a la sala de emergencias por síntomas similares a Covid-19 en el condado de Dallas aumentaron en el período de 24 horas que terminó el miércoles por la noche, señalando que actualmente hay 831 personas en cuidados agudos que reciben tratamiento por COVID-19, 60 más que el miércoles.

"Por favor, no coma en restaurantes o vaya a gimnasios, campamentos, cines, lugares de boliche, conciertos, arenas deportivas, albercas públicas, bodas u otros eventos grandes o a otros lugares en donde hay superficies de alto contacto y las máscaras no pueden ser usadas todo el tiempo", exhortó el juez Clay Jenkins a los residentes, explicando que lo peor está por venir.

RETRASO/INCERTIDUMBRE: Con la tardanza en los resultados de pruebas del coronavirus realizadas recientemente en el Condado, la incertidumbre de quienes están a la espera de saber si tienen o no el virus va en aumento. El martes recibimos una llamada de una residente de Dallas, que compartió su preocupación porque no ha trabajado en casi 4 meses (recién se curó de un cáncer) y teme que le vayan a enviar finalmente una orden de desalojo de su vivienda. Compartió que había estado preparando comidas para vender y ayudarse, ya que su esposo también está sin trabajar por problemas de salud, pero suspendió la venta porque ambos entraron en contacto riesgoso y no quisieron ser irresponsables. Suma varios días en espera de los resultados de la prueba de Covid-19 para saber si pueden volver a preparar alimentos.

Jenkins pronosticó que el número de casos aumentará en los próximos días. Desde julio, se han estado examinando a más de 4,000 personas diarias y ello explica la tardanza en los resultados, lo cual también dificulta el rastreo de personas que pudiesen haber estado en contacto con quienes resulten infectadas del virus.

DECESOS: De las diez personas reportadas muertas hoy, 6 eran residentes de Dallas: una mujer de 60; un hombre de 60; dos mujeres de 70; un hombre de 70 y un hombre de 90. De Garland, un hombre de 50 años o más; un hombre de 60, de Irving; una mujer de 60, de Sunnyvale y un hombre de 70 o más, de Garland.

En un comunicado, los funcionarios de salud dijeron este jueves que "las visitas a la sala de emergencias por síntomas similares a Covid-19 en el condado de Dallas aumentaron en el período de 24 horas que terminó el miércoles por la noche, señalando que actualmente hay 831 personas en cuidados agudos que reciben tratamiento por COVID-19, 60 más que el miércoles.

"Por favor, no coma en restaurantes o vaya a gimnasios, campamentos, cines, lugares de boliche, conciertos, arenas deportivas, albercas públicas, bodas u otros eventos grandes o a otros lugares en donde hay superficies de alto contacto y las máscaras no pueden ser usadas todo el tiempo", exhortó el juez Clay Jenkins a los residentes, explicando que lo peor está por venir.

RETRASO/INCERTIDUMBRE: Con la tardanza en los resultados de pruebas del coronavirus realizadas recientemente en el Condado, la incertidumbre de quienes están a la espera de saber si tienen o no el virus va en aumento. El martes recibimos una llamada de una residente de Dallas, que compartió su preocupación porque no ha trabajado en casi 4 meses (recién se curó de un cáncer) y teme que le vayan a enviar finalmente una orden de desalojo de su vivienda. Compartió que había estado preparando comidas para vender y ayudarse, ya que su esposo también está sin trabajar por problemas de salud, pero suspendió la venta porque ambos entraron en contacto riesgoso y no quisieron ser irresponsables. Suma varios días en espera de los resultados de la prueba de Covid-19 para saber si pueden volver a preparar alimentos.

Jenkins pronosticó que el número de casos aumentará en los próximos días. Desde julio, se han estado examinando a más de 4,000 personas diarias y ello explica la tardanza en los resultados, lo cual también dificulta el rastreo de personas que pudiesen haber estado en contacto con quienes resulten infectadas del virus.

DECESOS: De las diez personas reportadas muertas hoy, 6 eran residentes de Dallas: una mujer de 60; un hombre de 60; dos mujeres de 70; un hombre de 70 y un hombre de 90. De Garland, un hombre de 50 años o más; un hombre de 60, de Irving; una mujer de 60, de Sunnyvale y un hombre de 70 o más, de Garland.