La madre de Marc Strickland decidió desconectar a su hijo una semana después de que fue baleado por un adolescente de 15 años durante la celebración de un juego de basquetbol en el sur de Dallas.

Recibe HOY Dallas cada semana

 

Strickland también era un adolescente, tenía 18 años y estudiaba en una escuela Dallas Can y su madre sigue preguntándose el motivo de la pelea en que se vio involucrado antes de ser baleado, no una, sino tres veces: en el pecho, en la cabeza y en la espalda, declaró el sábado a FOX 4.

El menor de 15 años, quien se entregó a la Policía de Dallas al día siguiente de la balacera, ahora enfrenta cargos de homicidio. Aunque su nombre no fue dado a conocer, las autoridades del Dallas ISD informaron que era un estudiante del Distrito.

Strickland murió después de que su madre decidió desconectarlo de una máquina que lo mantenía con vida, aunque fue sometido a una cirugía tras el ataque, no presentó signos de mejoría. Dewanna Mitchell le dijo a la televisora local antes mencionada que había vivido el peor día de su vida.

Cuestionó cómo fue posible que una pistola hubiese sido introducida al gimnasio donde se jugó el partido. "Debieron de tener detectores de metales", afirmó. La madre del adolescente dijo que en los pasados cinco años ha trabajado en el equipo de seguridad de la Feria Estatal de Texas.

Los equipos de las escuelas preparatorias South Oak Cliff y Kimball vieron interrumpido su partido, faltando menos de dos minutos en el tercer periodo, cuando fuertes balazos hicieron correr a los asistentes en el Ellis Davis Field House, en el área de Oak Cliff. 

El Dallas ISD, a donde pertenecen los dos equipos de preparatoria que jugaban el pasado 11 de enero cuando ocurrió la tragedia, anunció elevadas medidas de seguridad posteriormente al tiroteo, prohibiendo las bolsas, bolsos de mano y mochilas en las arenas y estadios donde se celebran eventos deportivos del Distrito, además de someter a revisión a cada asistente con detectores de metal manuales.

La segunda persona que resultó herida en el tiroteo es una oficial de policía, de quien se espera una completa recuperación.