José Sifuentes, de 42 años, está encerrado en la cárcel del Condado de Dallas después de más de una década de haber huido del país tras ser acusado de asesinato.

Sifuentes, informó la Policía de Dallas, fue extraditado de la Ciudad de México a Dallas esta semana después de que la Interpol lo encontró en San Vicente, Nuevo León en abril de 2019, donde se escondía. Era buscado por tres homicidios capitales ocurridos entre 1998 y 2003. Cada uno "sexualmente" motivado y que terminó con muertes por violencia homicida de las víctimas.

En el 2003, Sifuentes fue arrestado por el único caso de asesinato que se le imputaba en ese entonces relacionado con la muerte de Verónica Hernández. Después de pagar una fianza huyó del país. Su muestra de ADN coincidió con otros dos casos de asesinatos de 1998, incluyendo el homicidio de María de Lourdes Perales el 15 de febrero de 1998 y el de Erica Olivia Hernández el 27 de junio de 1998.

Después de que un Gran Jurado lo acusó de homicidio capital en ambos casos, las autoridades obtuvieron una orden de arresto internacional provisional contra Sifuentes, lo que permitió buscarlo en otras jurisdicciones. Se le buscó por hacer un vuelo federal ilegal para evitar ser enjuiciado, indicó el comunicado de la Policía de Dallas.

"Al Departamento de Policía de Dallas le gustaría agradecer al FBI a la oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Dallas y a las agencias de la ley que trabajaron para asegurar el arresto de Sifuentes. Fue necesario un esfuerzo colaborativo para traerlo de vuelta a Dallas", concluyó el comunicado.