La trágica muerte de Benjamín Castañeda fue un duro golpe para la comunidad hispana de Fort Worth, que  el lunes celebró una serie de eventos en memoria del sonriente joven que soñaba con dedicarse a la música.

El pasado Día de Acción de Gracias viajaba en un automóvil que fue chocado por una mujer que conducía en sentido contrario e intoxicada. Benjamín, de solo 17 años, no sobrevivió al accidente.

Familiares y amigos lo recuerdan como un joven talentoso y carismático que amaba la música. Era un integrante activo del mariachi "Espuelas de Plata" de la preparatoria North Side.

"Nos fue robado nuestro amado Benjamín Isaac Castañeda Florán. Una conductora ebria y descuidada que conducía en sentido contrario en la autopista chocó contra nuestro muchacho, matándolo. Isaac estaba lleno de vida. Tenía grandes sueños y esperanzas de perseguir una carrera como mariachi", dijo Jacobo Castañeda, en la cuenta que abrió la familia para reunir fondos en Go Fund Me.

Taquiza
Este lunes hicieron una taquiza en el restaurante Los Zarapes, en donde el joven estudiante solía pedir permiso para tocar en beneficio del mariachi escolar al que pertenecía. La dueña del lugar invitó a la comunidad y a partir de las 4 p.m. atendieron a varios cientos que incluso hicieron fila para consumir y aportar para los gastos del funeral del fallecido. 

Vigilia
A partir de las 6 p.m. inició una emotiva vigilia afuera de la Northside High School. La madre de Benjamín agradeció a los más de cien que acudieron a recordar a su hijo y a sus compañeros del mariachi que batallaron para poder entonar las canciones como despedida a su compañero. "Puño de tierra" y "Volver" sonaron en medio de rostros acongojados y con lágrimas.

Acusada
Noemi Martinez, de 29, enfrenta cargos de homicidio involuntario por intoxicación tras la muerte de Benjamín el pasado jueves por la mañana en North Richland Hills, cerca de Fort Worth.