El jurado entregó esta mañana el veredicto en el caso de la expolicía de Dallas que mató en septiembre de 2018 a un inmigrante afrocaribeño en el propio apartamento de la víctima, creyendo que había entrado al suyo y que estaba ante un intruso. Amber Guyger fue encontrada culpable de homicidio en una decisión unánime este martes.

Botham Jean, originario de St. Lucía, era un contador de 26 años, que la noche de su muerte se encontraba viendo la televisión en el interior de su apartamento, en el sur de Dallas, no muy lejos del centro de la ciudad. 

Jean vivía extactamente un piso por encima de Guyger en el complejo de apartamentos South Side Flats ubicado a pocas cuadras de la sede del departamento de policía de Dallas y trabajaba en la firma PricewaterhouseCoopers. Guyger fue despedida después del encuentro fatal de 2018.

Imagen de dos manifestantes en Dallas, antes de conocer el veredicto en el caso. Twitter/NT Dream Team.

Activistas comunitarios llegaron esta mañana al edificio de la corte donde se celebra el juicio a Guyger y preparaban una demostración afuera de la sede policiaca para seguir criticando la forma en que actúo el jefe de la asociación de policías de Dallas el año pasado después del tiroteo. 

Lee Merritt, uno de los abogados de la familia Jean, emitió la siguiente declaración: “Nada traerá de vuelta a Botham, pero hoy su familia ha encontrado cierta medida de justicia. Lo que sucedió el 6 de septiembre de 2018 está claro para todos: Esta oficial vio a un hombre negro y disparó, sin razón y sin justificación".

SENTENCIA
La fase de sentencia empezó poco después de un receso para comer. Y Guyger, quien estaba libre bajo fianza, fue fichada en la cárcel municipal.

La madre de Jean fue interrogada por la parte acusadora, respondiendo a cada pregunta. Dijo que su vida cambió para siempre desde la trágica muerte de su hijo.

Los fiscales le pidieron a la jueza que preside el caso que les permitiera exponer el archivo personal de Guyger, quien la primera vez que solicitó trabajo como policía de Dallas, fue rechazada por no aprobar el examen poligráfico, también siendo inadmitida en la fuerza policial de la ciudad de For Worth.

La expolicía enfrenta una condena de entre 5 y 99 años de cárcel, tras haber sido hallada culpable de asesinato.

Los alegatos continúan mañana miércoles, antes de que el jurado tenga otra vez el caso en sus manos, ahora para decidir cuanto tiempo pasará en prisión la mujer de 31 años de edad.