Vergil Ortiz Jr. noquea en Grand Prairie a Antonio Orozco en el sexto round./TOM HOGAN

Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

DALLAS -- El impresionante boxeador Vergil Ortiz Jr. conquistó un nuevo triunfo, otra vez por la vía del "knockout", el sábado por la noche en su primera pelea profesional en su ciudad natal, Grand Prairie, de la cual dijo sentirse muy orgulloso el peleador de raíces michoacanas.

A Ortiz su rival en turno, Antonio Orozco, de San Diego, le duró hasta el sexto asalto en la pelea que estaba pactada para 12 rounds en el recinto "The Theatre", que fue modificado para albergar la contienda producida por Golden Boy Promotions. Con el triunfo, el boxeador mexicoamericano se adjudicó el título vacante de peso wélter "WBA Gold".

"Voy a ser honesto. No me gustó cómo hice la pelea", dijo Ortiz Jr. "En los primeros tres rounds pude haberlo hecho mejor", dijo el joven peleador, quien a pesar de celebrar se mostró autocrítico. Antes del combate, también declaró que no quería ver al público pagar por una "pelea promedio".

Ha ganado todas sus peleas por KO y aunque dice que intenta no tener ese dato siempre en mente, Ortiz Jr. reflexionó sobre la manera en que se desenvolvió en el primer round: "Como pudieron ver, me emocioné un poco. Tal vez lo pude haber terminado, tal vez no, pero tuve que obligarme a bajar el ritmo, simplemente voy a aprender de esta pelea". 

GRAND PRAIRIE
En cuanto a su ciudad natal, dijo emocionado: "Todos saben que Grand Prairie es la más grande de todas las ciudades en el mundo. Tenemos a la mejor gente, la mejor ética de trabajo y los mejores niños que están creciendo para ser algo un día. Y solo quiero ser un ejemplo para todos y cada uno de ustedes, sean niños, adolescentes o adultos. Lo pueden hacer si ponen su mente en ello".

Orozco, por su parte, aplaudió a su rival y comentó que se resbaló ante Ortiz.

"Vergil me agarró resbalando; es todo lo que puedo decir. Un poco como que lo tuvimos en el ring y en la pelea, pero es un excelente peleador y no puedo quitarle nada. Tengo que regresar y hablar con mi equipo para ver qué sigue. Tengo a cuatro hijos y mi esposa esperándome en casa, así que voy a pasar un tiempo con ellos".

El presidente de Golden Boy Promotions, Oscar de la Hoya, vaticinó que tarde o temprano Ortiz Jr. se convertirá en otro campeón mundial surgido del área de DFW.