Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

DALLAS -- Mirian Zelaya Gómez, una hondureña de las caravanas de migrantes centroamericanos, quien causó indignación y luego fue objeto de burlas tras criticar la comida que le ofrecieron durante su tránsito por México en 2018, se declaró culpable de un cargo de asalto agravado con un arma mortal a cambió de recibir libertad condicional, aunque sigue detenida para ser puesta a disposición de las autoridades de inmigración.

Zelaya llegó a Dallas acogida a una solicitud de asilo, pero fue encarcelada en marzo tras una denuncia de violencia familiar, un caso por el que un jurado decidió fincarle un cargo de asalto agravado con un arma mortal. 

El lunes, compareció ante un juez y dijo que desea estar junto a sus hijas -y volver a Honduras. En las imágenes que mostró Telemundo de su audiencia, a la hondureña se le vio vestida con uniforme a rayas y la palabra DALLAS en la parte posterior de su indumentaria.

Al aceptar su culpabilidad en la acusación que pesaba en su contra por agredir con un cuchillo a una supuesta familiar, Zelaya evitó que se le hiciera un juicio. Se le impuso una condena de 4 años de libertad condicional, una multa de $1,000.00 y una orden de restricción para que no se acerque a su víctima.

La centroamericana, durante su travesía por México, causó polémica e incontables críticas al sugerir con aparente desdén que los frijoles eran comida para "chanchos" (puercos), mismos que le fueron ofrecidos como alimento en su trayecto hacia la Unión Americana.

ACUSACIÓN
Zelaya estaba acusada de atacar con una silla y luego con el mango de un cuchillo a Alba Escobar Andrade durante presunto un altercado verbal, mientras su hermana Mirna alegadamente le pegó con parte del marco de una cama a la víctima el pasado 26 de marzo, pasadas las 23 horas (11 de la noche) en una vivienda que compartían cerca de la Buckner Avenue en el este de Dallas.

En la acusación se detalla que Mirian Zelaya Gómez "causó lesiones corporales intencionalmente y de forma imprudente sobre Alba Escobar Andrade".

Mirna Zelaya Gómez, hermana de Mirian, también fue arrestada y encarcelada por haber estado involucrada en el mismo pleito y también enfrenta los cargos de asalto agravado con un arma mortal.