Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

DALLAS -- Un jurado compuesto por 8 hombres y 4 mujeres debatió por casi tres horas la sentencia del hombre que se declaró culpable de causarle una lesión por omisión a un menor en el caso de la muerte de su hija adoptiva de tres años en octubre de 2017 en Richardson, Texas.

Wesley Mathews fue hallado culpable y sentenciado a pasar el resto de su vida en prisión, anunció la jueza a cargo del caso el miércoles 26 de junio, poco después de las 3:30 de la tarde. El jurado alcanzó su decisión de manera unánime.

Mathews negó haber matado a Sherin Mathews, una niña nacida en la India que fue adoptada y traida a Estados Unidos por Wesley y su esposa Sini. El ahora condenado en todo momento mantuvo que la menor se ahogó mientras él la asistía para que tomara leche en el garage de su casa a principios de octubre de 2017.

Pero Mathews inicialmente mintió y le llamó a la policía de Richardson reportando a su hija desaparecida, intentando hacerle creer a las autoridades que la había castigado por no querer tomar leche, sacándola a la parte trasera de la casa, de donde no la volvió a ver. Dos semanas después, cuando el cuerpo de la pequeña Sherin fue descubierto en una alcantarilla a una media milla de su casa, entonces cambió su historia de los hechos.

En sus argumentos finales este miércoles, una fiscal afirmó que era médicamente imposible que una niña de 3 años hubiese muerto ahogada mientras bebía leche, estando de pie.

Mathews podría ser elegible para obtener libertad condicional al cumplir 30 años de su sentencia. El Fiscal de Distrito del Condado de Dallas, John Creuzot, dijo a reporteros afuera de la corte que el Estado de Texas no tenía evidencia para celebrarle un juicio por homicidio capital, a pesar de que el cargo existía en la acusación. 

Ese y otros cargos que pesaban contra el acusado serán desestimados, aclaró.