DALLAS -- Después de todo, sí entrará en efecto el próximo 1 de agosto la ordenanza municipal que le dará derecho a días de enfermedad pagados (6 y 8 días por año) a posiblemente cientos de miles de trabajadores en Dallas.

El pasado 24 de abril, el Concilio de Dallas aprobó la medida con una votación de 10-4, pero en ese entonces, el alcalde Mike Rawlings, quien votó en contra, advirtió que una acción legal podría impedir su implementación a corto plazo. 

Rawlings, quien concluyó su segundo término como alcalde recientemente, se refería a varias propuestas que en la Legislatura de Texas buscaban frenar tanto la ordenanza aprobada en Dallas como otra de San Antonio. Pero las mismas no prosperaron, señaló Diana Ramírez este jueves en la alcaldía, celebrando el logro alcanzado por una coalición de activistas de derechos laborales, incluido Texas Organizing Project, AFL-CIO, Texas Freedom Network, TEA Fund y DSA North Texas.

La ordenanza de Dallas incluirá a trabajadores de empresas privadas que laboran tiempo completo y medio tiempo, obteniendo por cada 30 horas trabajadas, una hora de tiempo pagado por enfermedad ("paid sick day"). Pero Ramírez precisó que las compañías pequeñas, de 5 o menos trabajadores, tendrán hasta agosto de 2021 para estar obligados a cumplirla.

Proyecto Defensa Laboral anunció que el martes 25 de junio harán una sesión informativa para despejar dudas e informar a los trabajadores de sus derechos bajo esta nueva medida municipal. La cita es a las 6 p.m. en la Torre Oak Cliff (Edificio de Bank of America en Zang Blvd).