Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

FORT WORTH -- Una maestra de Inglés de una preparatoria del Distrito Escolar Independiente de Fort Worth que publicó en Twitter mensajes anti-inmigrantes y discriminatorios acerca de un sector del estudiantado enfrenta un cese de contrato por recomendación de autoridades escolares.

Actualizado: Georgia Clark sometió una apelación contra la decisión del Fort Worth ISD, una acción que la Junta Escolar anticipaba.

La Junta Escolar del Distrito votó el martes 8-0 a favor de dar por terminado el contrato de Clark por "conducta inapropiada", después de reunirse a puerta cerrada tras escuchar a por lo menos 15 personas que criticaron las acciones de la maestra.

También se determinó que Clark violó las políticas de redes sociales del Distrito Escolar.

Clark recibió una "suspensión administrativa con pago" el 29 de mayo, dos días antes del fin del año escolar. La maestra, que imparte clases de Inglés en la Carter-Riverside High School, mantendrá su empleo con el FW ISD durante la siguiente fase, que le da derecho a apelar ante la Agencia de Educación de Texas.

A continuación, algunos de los tuits de Clark que le dirigió a Donald Trump, pensando que se dirigía al presidente en privado.

“Sr. Presidente, el Fort Worth Independent School District está lleno de estudiantes ilegales de México", publicó el 17 de mayo desde la cuenta @Rebecca1939 (que ya fue borrada). "Carter-Riverside ha sido tomada por ellos".

 En otra publicación, afirmó que "Los mexicanos se rehusan a honrar nuestra bandera".

En mayo, cuando un estudiante pidió permiso de ir al baño en su clase, Clark le dijo "muéstrame tus papeles que indiquen que estás legal", el o la estudiante le dijo a investigadores, lo cual fue corroborado por otro estudiante.

Ante los investigadores, Clark negó haber hecho tal comentario, el cual ocurrió el 17 de mayo, de acuerdo al reporte correspondiente. Ese mismo día, de acuerdo al Washington Post, Clark le envió varios tuits a Trump acerca de la presencia percibida por ella de "inmigrantes ilegales" en el distrito.

“La señora Clark declaró que no se dio cuenta que sus tuits eran públicos", indicó en una revisión el FWISD. La maestra reconoció que los "tweets" eran suyos.

En el caso Plyler v. Doe, la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó que las escuelas públicas están obligadas a proporcionar educación a los niños, independientemente de su estatus migratorio. Las escuelas no pueden preguntar a los estudiantes sobre su estado migratorio o denunciarlos a ellos o a sus familiares ante las autoridades federales de inmigración.

DIGNIDAD
Después de hacer el anuncio, el Superintendente del FWISD, Kent Scribner, así como el presidente de la Junta Escolar, Cinto Ramos Jr. hablaron brevemente con los medios.

"Esta junta tiene un sólido historial de apoyo a los estudiantes y su búsqueda del éxito, la universidad, la carrera y el liderazgo comunitario", dijo Scribner. "Fort Worth sirve a 86,000 estudiantes, y es nuestra meta que tratemos a cada uno con dignidad y respeto, y en base a la información que tenemos, creemos que esta es la recomendación más responsable en este momento", dijo sobre la decisión de cesar a Clark.

Ramos Jr. leyó una declaración que preparó por escrito y no respondió a preguntas. 

En el 2013 el Distrito también había recomendado su despido, pero un grupo de maestros medió a su favor y la docente pudo conservar su empleo.