Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

DALLAS -- Un gran jurado decidió fincarle cargos criminales a Mirian Zelaya Gómez, la hondureña integrante de una de las caravanas de migrantes de Centroamérica de 2018, quien causó indignación y luego fue objeto de burlas tras criticar la comida que le ofrecieron durante su tránsito por México.

Zelaya, quien llegó a Dallas hace varios meses acojida a una solicitud de asilo, fue encarcelada en marzo tras una denuncia de violencia familiar y hasta ahora sigue encerrada aquí en una cárcel municipal. Enfrenta cargos de asalto agravado con un arma mortal e irá a juicio por tal acusación.

Se desconoce la fecha en que enjuiciarán a la centroamericana, quien durante su travesía por México causó polémica e incontables críticas al sugerir con desdén que los frijoles eran comida para "chanchos" (puercos).

El parte inicial del Departamento de Policía de Dallas señaló que: El 26 de marzo de 2019 aproximadamente a las 11:20 p.m., los agentes respondieron a una llamada por disturbio en la cuadra 1800 de la calle John West Road. Al llegar, los agentes se reunieron con la víctima que declaró haberse involucrado en un altercado verbal con la sospechosa, Gómez Zelaya, Mirian. Durante el altercado verbal, la persona arrestada tomó un arma y asaltó a la víctima. La sospechosa fue arrestada e ingresada en la cárcel de Lew Sterrett por violencia familiar con un arma mortal.

Mirna Zelaya Gómez, hermana de Mirian, también fue arrestada y encarcelada por haber estado involucrada en el mismo pleito. Mirna también enfrenta los cargos de asalto agravado con un arma mortal. 

En la acusación se detalla que Mirian Zelaya Gómez "causó lesiones corporales intencionalmente y de forma imprudente sobre Alba Escobar Andrade".

Zelaya, presuntamente atacó con un cuchillo a Escobar Andrade, mientras su hermana Mirna le pegó con parte del marco de una cama a la víctima el pasado 26 de marzo pasadas las 23 horas (11 de la noche) en una vivienda que compartían cerca de la  Buckner Avenue.

HABLÓ LA VÍCTIMA
Escobar Andrade, quien se dijo agredida en el altercado ocurrido a finales de marzo, no se presentó a una audiencia ante un juez, pero habló con Telemundo 39 y corroboró el reporte inicial de la policía respecto al aparante ataque del que fue objeto, además de mostrar imágenes de cómo terminó en el pleito de aquella noche.

Por su parte,  Gloria Alvarado, cónsul de Honduras en Dallas, declaró que la versión de las hermanas Zelaya Gómez desde la cárcel era muy diferente a la del reporte policial.

“La señora (Alba Escobar), según lo que ellas manifiestan, quería agredir a uno de los menores y la mamá por defenderlo, pues se metió y empezaron a reñir”, dijo Alvarado el mes pasado.