Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

A Dirk Nowitzki lo sorprendieron sus héroes de la NBA el martes por la noche cuando por fin se decidió a hacer oficial su adiós a la NBA. En la primera foto aparece junto a Shawn Kemp, un dinámico delantero de los Seattle Supersonics, quien se unió al tributo del jugador de Dallas.

En febrero de 1999 debutó con los Mavericks, proveniente de Wurzburg, Alemania, en donde creció jugando tenis y posteriormente se decidió por el baloncesto al notar su gran estatura y para no seguir siendo objeto de burlas en las canchas de tenis por su enorme tamaño (7-pies). (Todas las fotos por OMAR VEGA).

 

Dirk Nowitzki, emocionado, el martes 9 de abril, antes del último partido que jugó con los Mavericks como local. Al final del encuentro anunció que se retiraba de la NBA tras 21 temporadas con el equipo de Dallas en la NBA.

Durante el juego contra Phoenix Suns en el American Airlines Center, Dirk Nowitzki se despidió del público local anotando 30 puntos y 8 rebotes. Los Maverick ganaron el partido 120-109 y el 10 de abril cerraron la temporada de visitantes en San Antonio.

Al culminar su trayectoria de profesional vistiendo siempre el mismo uniforme, estableció una nueva marca en la NBA al convertirse en el primer jugador en hacer una carrera de 21 temporadas con un mismo equipo. Nowitzki también se convirtió en el 6to máximo anotador en la historia de la NBA, al rebasar a Wilt Chamberlain en este 2019.

Nowitzki se funde en un abrazo con Charles Barkey, uno de sus jugadores favoritos durante su infancia/adolescencia en Alemania. Barkley, un integrante del salón de la fama de la NBA, recordó que Nowitzki le anotó al menos 26 puntos durante un partido amistoso en el que se enfrentaron cuando el alemán tenía 18 años.

 
También lo acompañaron Scottie Pippen, Larry Bird (en la foto), Shawn Kemp y Detlef Schrempf, sus cinco jugadores favoritos definitivos. Los 5 grandes de la NBA le dedicaron emotivas palabras a Nowitzki junto al entrenador Rick Carlisle y el dueño de los Mavericks, Mark Cuban.

Nowitzki mantuvo a sus fanáticos en suspenso hasta el penúltimo partido de la temporada, cuando al fin decidió anunciar que se retiraba. Durante la campaña que recién terminó para Mavericks, el teutón fue objeto de múltiples homenajes en diferentes arenas de los Estados Unidos.