Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

"Food in Fashion" se llevará a cabo por tercer año en Dallas, teniendo como principal objetivo recaudar fondos para impulsar a los estudiantes de carreras afines a la industria culinaria y de hospitalidad en el Metroplex.

A Ivette Alvarez, una joven modista la entusiasma la idea. Participará por tercera vez y sabe que un mes se pasa muy rápido. Ese tiempo es el que tiene para crear un diseño a partir del restaurantero con el que le toque colaborar en este 2019.

"Tienes un mes para pensar qué vas a usar o qué te va a dar el restaurante para incorporarlo en la ropa, vestido o prenda", dijo emocionada en febrero cuando sortearon los "pairings". "Es algo divertido y diferente [el agregarle comida a una pieza] que no acostumbro a hacer típicamente", añadió.

El año pasado, Alvarez hizo pareja con La Madeleine y le incorporó unas galletas al collar del atuendo que presentó en la pasarela.

LA FERIA
Uno de los participantes debutantes este año es el negocio de la familia que vende cientos de miles de "corny dogs" cada año en la feria estatal de Texas.

"Fletchers" se emparejará con dos diseñadoras mexicanas que han participado antes en Food in Fashion.

Luisa y Roxana Santana, madre e hija, son las fundadoras de Fashionmarilu, que principalmente produce trajes de baño en Dallas y por tercera ocasión están listas para el reto de añadirle comida a sus diseños. 

"Tengo en mente ya, pero va a ser sorpresa", dijo rápidamente la señora Luisa Santana después de conversar con la familia Fletchers sobre el proyecto.

Las variedades del corny dog de Fletchers incluyen el de jalapeño y queso, el de pavo, de puerco e incluso uno vegetariano.

La incógnita de la combinación que logren las Santana con Fletchers se despejará el próximo 18 de marzo en el desfile de modas y gala que tendrá lugar en The Joule en el centro de Dallas. El evento incluye subastas silenciosas y en vivo, entre otras actividades.