"Por falta de evidencia", fiscales del Condado de Dallas decidieron retirar los cargos contra Sini Mathews en relación a la muerte violenta de la niña Sherin Mathews, cuyo cuerpo sin vida fue hallado en octubre de 2017 dentro de una alcantarilla tras varios días de búsqueda y conmoción entre la comunidad de Dallas/Fort Worth.

Mathews, la madre adoptiva de Sherin, quien nació en la India pero fue abandonada por sus padres biológicos, quedó libre después de pasar más de un año en la cárcel a la espera de un juicio que estimaba iniciaría en abril.

"Tras una investigación extensa se ha determinado que el estado no puede probar este asunto más allá de la duda razonable en el presente.... el estado respetuosamente solicita que el caso sea desestimado sin prejuicio", indica una carta a la Corte Criminal de Distrito 282, según NBC 5.

Mathews había sido acusada de abandonar o poner en peligro el bienestar de un menor (child endangerment).  La mujer dejó a su hija adoptiva sola en la casa mientras ella, junto a su esposo e hija biológica salieron a cenar la noche antes de que inicialmente le llamaran a la policía para reportar que Sherin estaba desaparecida, una versión que Wesley Mathews después modificó.

El padre adoptivo de la niña fallecida sigue tras las rejas y acusado directamente de a muerte por "violencia homicida" que sufrió Sherin Mathews. 

Wesley enfrenta cargos de homicidio capital, lesión a un menor y manipulación de evidencia. 

El Departamento de Policía de Richardson se dio por enterado de la decisión de la Fiscalía del Condado de Dallas respecto al cargo que enfrentaba Sini Mathews y no ocultó su decepción.

"Mientras que estamos decepcionados con este giro de los acontecimientos, seguiremos trabajando con la oficina del Fiscal del Condado de Dallas para asegurarnos de que se haga justicia", indicó el departamento en un comunicado emitido el viernes.