11192018Lun
Last updateDom, 18 Nov 2018 4pm

Pasa prueba en Ayuntamiento de Dallas mural de pastelería mexicana

Un mural de Marilyn Monroe cerca de la calle Davis no le pareció fuera de lugar a la persona que se quejó con el municipio de Dallas por la apariencia de otro ubicado a unos cuantos metros de ahí. Fue el colorido mural de Maroches Bakery, que se puede ver desde octubre en el lado oeste de la pastelería, el que de alguna forma le pareció inadecuado al quejoso anónimo.

Para gustos, están los colores, dice el dicho.

Lo cierto es que la Comisión de Edificios Históricos de Dallas estuvo esta semana cerca de obligar a la conocida Pastelería Maroches, ubicada al cruzar la calle del renovado Teatro Kessler, a remplazar el mural que pintó el año pasado la joven artista venezolana Alejandra Camargo.

"Hubo una persona que se quejó. No sé quién es o si es de Oak Cliff", explicó con sorpresa Manuel Téllez, propietario del negocio.

Téllez, de origen mexicano, también dijo que estaba cooperando con la asociación de vecinos para cumplir con las reglas. De hecho, la considerada parte "frontal" de su local fue pintada nuevamente, modificando parcialmente la obra que Camargo plasmó sobre la fachada oeste del lugar.

Aún así, el reporte más reciente del comité indicaba que el mural tendría un "efecto adverso en la arquitectura" del distrito, "debido a que los murales no son típicos ahí y no refleja los colores o el estilo histórico" y recomendaba pintar la superficie de nuevo. 

DEFENSA
El lunes, Téllez, conocido entre un gran sector de la comunidad hispana como "El Pastelero", dejó de trabajar algunas horas y llegó al Ayuntamiento acompañado de varios simpatizantes y con varios centenares de firmas de quienes pedían que el mural se quedara.
 
"¿Cual es el problema? Porque yo no veo ninguno", opinó Ana Vargas, una activista de la comunidad.

El comité encargado de tomar la decisión debatió el asunto durante alrededor de una hora y acordó "aprobar" el mural, a condición de que le hagan algunos ajustes para que cumpla con el código, y que Téllez presente una carta firmada por un artista profesional en la que avale el valor histórico y cultural de la obra.
 
"Solamente tres se opusieron", dijo Téllez, emocionado.

APOYO
El año pasado, Coors Light apoyó a Camargo para que hiciera el mural en Maroches, el cual tituló "La energía de la felicidad". La creadora inmigrante busca difundir un mensaje de positividad a través de sus obras.

"Queremos celebrar a quienes se comprometen a alcanzar nuevas alturas sin importar los desafíos que enfrentan, y encuentran la fuerza para perseverar", declaró en un comunicado Anne Pando, gerente de marketing de Coors Light días antes de la presentación del mural. "Ha sido una experiencia asombrosa ver cómo los obstáculos de Alejandra la motivan a llegar más alto e inspiran a quienes la rodean a conquistar sus propias cimas".