11172017Vie
Last updateJue, 16 Nov 2017 3pm

Celebran cumbre interreligiosa pro justicia migratoria y laboral

Hace dos años que el hijo de Gustavo Granillo murió a raíz de una extenuante jornada laboral cerca de McKinney, al norte de Dallas. Un golpe de calor fue lo que causó su muerte, la cual pudo haber sido evitada si hubiera recibido antención médica cuando le comunicó a su jefe que se sentía mal varias horas antes, argumenta su padre.

Y aunque su familia no ha podido ver que se haga justicia tras su muerte, Gustavo Granillo dijo el miércoles 19 durante una cumbre organizada por Proyecto Defensa Laboral (Workers Defense Project) junto a líderes religiosos, que el apoyo del grupo lo ha alentado en el difícil trance de la muerte de su hijo.

De acuerdo a estadísticas actuales, en Texas cada 60 horas muere un trabajador en un sitio de construcción.

Roendy Granillo apenas tenía 25 años. "Él amaba tanto la vida que pensamos que lo íbamos a tener mucho tiempo. [Son] dos años de haber perdido a un hijo, y para nosotros fue tan lamentable, que seguimos consternados. Nunca pensamos que eso nos fuera a pasar", dijo el señor Granillo.

 

CUMBRE INTERRELIGIOSA
La cumbre interreligiosa que organizó PDL tuvo como objetivo impulsar "Mejores Prácticas" entre los constructores del Norte de Texas, en donde buscan proteger a los más de 200,000 trabajadores activos en proyectos de construcción en el área de Dallas y Fort Worth.

Representantes de congregaciones cristianas, judías y musulmanas acudieron a la cumbre en una iglesia en el norte de Dallas, en donde abordaron los temas de justicia migratoria y laboral, además de comprometerse a apoyar el programa "Mejores Constructores", que se centra en mejorar las condiciones laborales de los trabajadores en cuanto a salarios, seguridad y entrenamiento. 

La rabí Elana Zelony, de Richardson, rememoró la historia bíblica de la torre de Babel, y comparó las condiciones en las que son tratadas los trabajadores en la actualidad con las del mencionado pasaje, en el que importaban más los materiales de construcción que la caída o muerte de quienes participaban en edificar la obra.

LO NEGARON
El señor Juan García, un trabajador de más de 60 años, compartió con los asistentes el episodio de un accidente que sufrió aproximadamente cinco años al caerse de una escalera y quebrarse el brazo. Sin saber qué hacer, García se fue del lugar, ya que su "consuegro", quien lo había reclutado para trabajar en la obra, así se lo recomendó. Ni siquiera lo llevó a que recibiera atención médica.

García tardó tres meses en recuperarse. En representación suya, Proyecto Defensa Laboral contactó después a la compañía para la que estaba laborando cuando se accidentó, pero ellos negaron que él trabajara para ellos y García tampoco guardo evidencia alguna del incidente.

El trabajador ahora le pide a otros que puedan verse involucrados en algún tipo de lesión laboral, que: "por favor no abandonen, que se esperen y busquen ayuda legal". García también reflexionó que los accidentes le pueden pasar a cualquiera, pero hay que saber cómo reaccionar.

En septiembre de 2015, Proyecto Defensa Laboral informó que la agencia Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) investigó durante el verano de ese año múltiples muertes como resultado del calor extremo en Texas, incluyendo el deceso de Granillo, en Melissa, (Texas). 

SALARIO RECUPERADO
Nicolás Marcos fue sorprendido durante la cumbre. El trabajador sufrió robo de salario hace más de un año, y después de varios reclamos y diligencias, PDL le recuperó su dinero. Esa tarde le entregaron un cheque a su nombre por $1,100 dólares.

Marcos recomendó a sus colegas de la construcción que le tomen foto a las placas de los vehículos de las personas que los contratan. Y que también fotografíen un antes y después de las obras que vayan a hacer en sus sitios de trabajo. "No tiene porqué confiar de los contratistas. Hay muchos que son ladrones aquí en Texas", explicó el trabajador, quien por tercera vez sufrió robo de salario. "Pero no conocía mis derechos, no sabía que existía una organización como PDL".