11232017Jue
Last updateMié, 22 Nov 2017 11am

Apoyo de la comunidad sostiene a la mamá del adolescente asesinado en Dallas el 4 de julio

DALLAS – En medio del caos repentino que ha surgido en su vivienda, la señora Susana García atiende a los reporteros con diligencia al tiempo que comparte el dolor de haber perdido a su hijo hace un par de días en un cruel ataque.

Oziel García murió asesinado poco después de las 12 a.m. del cuatro de julio, durante un asalto en el que los sospechosos le robaron su camioneta y varias pertenencias, reportó la Policía de Dallas el martes durante el día.

García había ido con sus amigos a Addison a ver los juegos pirotécnicos por el Día de la Independencia, contó su hermano mayor, Isaar. Los dos acababa de terminar la preparatoria, y al llevarse solo 10 meses de edad uno del otro, desde sexto grado habían ido a la escuela juntos.

“Quiero que se haga justicia. Era un muchacho inocente”, dijo Isaar, quien apesadumbrado, señaló el sitio en donde vieron el cuerpo tirado de su hermano después de escuchar un balazo. Su mamá salió tras escuchar el impacto y sus gritos hicieron que Isaar y los demás se acercaran. El miércoles, una foto de Oziel dentro de una bolsa de plástico transparente se podía ver encima de arreglos florales y veladoras colocadas en el sitio donde fue ultimado.

Después de recibir a la televisión horas después de la tragedia, el padre de Oziel no ha querido dar la cara. Está encerrado, con su dolor. La señora Susana dice que a ella le gustaría hacer lo mismo, pero ha encontrado fuerzas en desconocidos. “Gente que ni me imaginaba, que ni conozco, ha venido a vernos. Nos traen hasta [fruta, agua], ha sido mucho”.

A Isaar y a Oziel, su padre se los encomendó de pequeños a la Virgen de Guadalupe, ya que ambos nacieron prematuros, y cada año los llevaba a la Basílica a visitarla. La madre del adolescente afirmó que la devoción de la familia por la Guadalupana es muy grande, y que cuando Oziel yacía en el suelo, su padre recordó que con gusto lo habían recibido en este mundo, y que si era la voluntad de la Virgen llevárselo, lo ponían en sus manos.

Aunque la abuela del adolescente quería que su cuerpo fuera trasladado a México, la mamá de Oziel se dio cuenta de cuánto lo querían también sus amigos y compañeros de escuela, por lo que la familia decidió que será cremado en esta ciudad. La señora García informó que el Consulado de México en Dallas la había contactado, y que les comunicaron sobre la posibilidad de apoyarlos en los trámites para traer a los abuelos paternos, a la abuela materna y a una tía de Oziel, desde Guanajuato a los funerales.

“Han sido muchas muestras de cariño”, dijo Isaar, con los ojos llorosos. Sus hermanas gemelas atendían el teléfono que no dejaba de soanr, y los dos hermanitos más pequeños, una niña y un niño se turnaban para abrazar a su mamá durante la entrevista.

Oziel, recuerda su mamá, solía tener un tipo de energía especial con la gente. A donde quiera que iba era bien recibido. “Como todos los muchachos con los que se juntaba tenían casa menos él, siempre salía a visitarlos. No tardaba mucho en hacer amigos”.

Un grupo de madres de familia de la preparatoria Williams, en donde este verano se había graduado Oziel, se han estado turnando para asistir a la familia con diligencias y arreglos pertinentes. “Porque cuando pasa algo así, es muy difícil”, explicó Agueda, una de las mamás que llegó a verificar que no hiciera falta algo. Ella misma aclaró que una recaudación de fondos hecha por Internet para ayudar a la familia había sido cerrada muy pronto, porque no pasó mucho tiempo cuando llegaron a la meta y no querían recibir dinero de más, para evitar cualquier malentendido. “Se le agradece mucho a todos”, aclaró.

La policía pidió la cooperación del público para dar con los sospechosos del crimen, a quienes describió como hispanos. El miércoles por la tarde proporcionó imágenes en video de dos personas con apariencia juvenil, captadas en el momento en que pasan por detrás de la camioneta roja Chevy Silverado 2008 (placas GJD-4577, de Texas), que Oziel estaba estacionando frente al departamento en la calle Webb Chapel Extension y observan hacia el lado del pasajero. 

Las autoridades pidieron a quienes tengan información sobre el ataque, contactar a Crime Stoppers al (214)373-TIPS, las 24 horas, los 7 días de la semana o al 214-671-3650, refiriéndose al número de caso: 151195-2017.