11172017Vie
Last updateVie, 17 Nov 2017 11am

Joven mamá de tres retribuye a 'Dallas Can Academy' el apoyo que recibió para cursar la preparatoria

 DALLAS -- Daissy Ríos terminó la preparatoria en menos de un año en la "Dallas Can Academy" de Carrollton/Farmers Branch, después de confiarle a las trabajadoras del “Day Care” de la academia el cuidado de sus tres hijos, una decisión que le costó algo de tiempo tomar.

Ríos, a los 16 años abandonó la escuela tradicional tras salir embarazada de su primer hijo, pues no confiaba en que alguien pudiera cuidar de él como ella desearía hacerlo, así que espero a que su bebé estuviera más grande, pero luego vino un segundo y después un tercero. Y el diploma de high school tuvo que esperar, dijo a Hoy Dallas en una entrevista por teléfono.

Fue hasta que su niño mayor cumplió tres años, cuando Ríos se inscribió en la Dallas Can Academy, al visitarla y corrobar que por $10 al día le podrían cuidar a sus niños en la "Wee Can Academy".  Esta joven mamá se graduó en enero de 2017 con un reconocimiento especial: el “Premio Presidente” de Texas Can Academies, el cual le otorgaron “por los grandes obstáculos que enfrentó y superó”, dijo Lew Blackburn, jefe de Proyectos Especiales de las academias Texas Can.

Hubo días/noches en que se iba a dormir a las tres de la mañana y se tenía que despertar a las seis, para poder alistar a sus niños, recordó Ríos. 

SUPERÓ MUCHOS RETOS
“El equipo seleccionó a Daissy porque enfrentó muchos retos, eligiendo seguir en la escuela y salió ganadora”, explicó Blackburn.

Una de las razones por las que Ríos decidió retomar sus estudios fue por el futuro de sus hijos. Para ser capaz de, con estudios, ofrecerles algo bueno, explicó.

Ríos ahora trabaja de tiempo completo en la misma academia en donde se esforzó grandemente para terminar en menos de un año la preparatoria. Ahora se encarga de cuidar a los niños de otros estudiantes que también quieren obtener el diploma de High School.

Además de su empleo en la Wee Can Academy, Ríos también estudia en el colegio comunitario Eastfield con el objetivo de obtener un “grado asociado” en Desarrollo Infantil y después estudiar enfermería pediátrica.

Satisfecha con su logro, le pide a otros jóvenes que como ella por alguna razón abandonaron sus estudios, “que no tengan excusas y piensen en lo valioso que es tener un título de high school”. También señañó que el sistema de Dallas Can Academy es mucho más personalizado y no se le dificultó mucho estudiar por la atención (uno a uno) que le brindan los maestros a los alumnos cuando a veces no entienden algún tema.

De acuerdo al sitio teenpregnancystatistics.org, 70 por ciento de todos los estudiantes que abandonan la escuela lo hacen debido al embarazo. Pero las tasas de deserción están bajando gracias a programas de asistencia y horarios flexibles de escuelas como Texas Can Academies.

En sus 13 academias, Texas Can Academies ofrece programas de medio día para atender a estudiantes que también necesitan trabajar mientras cursan sus estudios. Durante el año pasado, 2,763 estudiantes se graduaron de sus academias a través del estado.