10232018Mar
Last updateLun, 22 Oct 2018 4pm

A pesar del profundo rechazo, avanza propuesta anti-inmigrante SB4 en Texas

DALLAS -- La propuesta para prohibir las "ciudades santuario" a lo largo de estado de Texas e impulsar la cooperación de la policía con las autoridades de inmigración avanzó el viernes hacia el Senado, con un voto de 7-2, después de una maratónica sesión en Austin, en la que un comité escuchó centenares de testimonios en contra.

Marco Malagón, fundador del grupo "North Texas Dream Team", quien viajó el jueves desde Dallas con un grupo de activistas a testificar en contra de la propuesta, estimó que será difícil combatirla "porque es una prioridad del gobernador", pero resaltó que las decenas de organizaciones que se unieron para protestar la SB4 envían una señal de esperanza.

Greg Abbott, el gobernador de Texas calificó el asunto de las ciudades santuarios como una "emergencia", lo cual hizo posible que la Legislatura abordara la propuesta SB4 más pronto.

Agrupados bajo la campaña "Texas Together", Proyecto Defensa Laboral, Mi Familia Vota, RITA, Red Fronteriza, Pueblo Sin Fronteras, Texas Faith y líderes de varias iglesias llegaron al capitolio el jueves a exponer los argumentos en contra de la SB4.

PASA AL SENADO
"Lo que sigue es el voto en el Senado, es una propuesta similar a SB1070 en la que todos los policias pueden participar deteniendo a los inmigrantes", señaló Malagón a su regreso. "Tenemos que hablar con los representantes estatales para que sepan que es una propuesta muy tóxica que estaría mandándole al país un mensaje muy negativo de Texas".

La SB4 también contempla expander los poderes de los policías que trabajan en universidades y quitarle fondos a quienes no colaboren, tanto ciudades como universidades estatales.

JEFES DE POLICÍA TAMBIÉN LA RECHAZAN
A pesar del apoyo de Abbott, los jefes de policía de Austin, San Antonio y Houston se han declarado abiertamente en contra de la medida, citando que las comunidades de indocumentados perderían la confianza en las autoridades y dejarían de denunciar a la policía los delitos cometidos en su contra u otros de los que fueran testigos.

Diana Ramírez, de Proyecto Defensa Laboral (Dallas), esperó más de diez horas para poder dar su testimonio.

El representante estatal Roberto Alonzo, también dio a conocer que está en contra de la SB4 y declaró que es una medida que "pondría en peligro la credibilidad y efectividad de los agentes de la ley".

Malagón recomendó a quienes estén en defensa de los derechos de indocumentados que llamen a su congresista y senador estatal para que los legisladores tomen nota de lo que le preocupa a los votantes.

Sobre las recientes protestas en el aeropuerto Dallas/Fort Worth contra el veto a viajeros musulmanes, el activista consideró que fue algo excelente. "Cuando la comunidad sale a hacer eso, manda una señal de unidad y apoyo para los refugiados. Hace falta que salgan a protestar y a proteger a las personas vulnerables", dijo.

HUFFINES NO CEDE
María Robles, del grupo Faith in Texas, visitó el viernes al senador Don Hufiness, a quien le intentó explicar los aportes de los indocumentados en el estado, pero contó que se topó con una actitud indiferente de parte del republicano.

Como "poco humana", describió Robles la postura del legislador, quien tras escuchar la historia de pago de impuestos y buen carácter moral de Robles, como la de otros indocumentados sin antecedentes penales, dijo que sus casos, probablemente eran "únicos".

A pesar del mal sabor de boca que le dejó el enfrentamiento verbal que sostuvo con Hufiness, Robles recordó que el jueves, mientras esperaba su turno para testificar contra la SB4, fue recibida por otros representantes estatales, a quienes encontró con una disposición más tolerante. Varios de ellos le dijeron que no han fijado su postura en torno a la medida, a diferencia de Huffines, que apoya por completo la propuesta anti-inmigrante.

"Perdimos una batalla pequeña, pero la guerra sigue. Queremos acercarnos a la comunidad empresarial y seguir visitando a los representantes", concluyó la activista.