11222017Mié
Last updateMié, 22 Nov 2017 11am

Niño de 12 años de Grand Prairie ingresa a prestigiosa universidad

Un niño de 12 años, del área de Dallas, hijo de padres astrofísicos, fue admitido en la Universidad Cornell de Nueva York para estudiar ingeniería física y matemáticas a partir de este otoño.

Jeremy Shuler/Texas Tech

Jeremy Shuler inició sus clases en agosto en la prestigiosa institución, que tiene un sistema de selección riguroso y forma parte de la Liga Ivy, junto a Princeton, Yale y Harvard.

La Universidad Cornell le dio la bienvenida en un Tweet, diciendo: "Tiene 12 años, es de Texas, y es muy, muy inteligente". La única condición para aceptarlo fue que el niño siguiera viviendo con sus padres.

Shuler creció en Grand Prairie. A los dos años ya podía leer en inglés y en coreano, y a los seis ya estudiaba cálculo, por lo que sus papás decidieron educarlo en casa. Su mamá se dedicó a supervisarlo y dejó de trabajar.

A los cinco años el niño había leido todos los libros de "El señor de los anillos". Para los ocho ya estaba tomando asignaturas a nivel vocacional.

Jeremy tenía la capacidad de estudiar a nivel superior desde antes de los 12 años, pero no había ninguna institución que lo aceptara a su edad y tampoco tenía un certificado de "high school". El siguiente paso fue estudiar y graduarse de preparatoria en el sistema de Texas Tech en línea (Texas Tech University Independent School District). Fue así que pudo hacer la solicitud y fue admitido como el alumno más joven en la Universidad Cornell, ubicada en Ithaca, Nueva York.

“Difruté TTUISD porque me permitió obtener un diploma de high school para poder ir a la universidad. Me dejó mejor preparado para la universidad y con más experiencia", dijo Jeremy en un largo artículo que le dedicó Texas Tech en su portal.

La universidad cree que el niño, hijo de madre coreana y padre estadounidense, está listo para la siguiente etapa de su vida.

Lance Collins, decano de la escuela de ingeniería de Cornell dice que Jeremy es un estudiante muy avanzado para su edad y que ya ha demostrado su increíble capacidad para aprender a nivel de colegio. "Mientras esto es altamente inusual, sentimos que con el fuerte apoyo de sus padres y sus talentos inusuales y sed de conocimiento, podrá prosperar como estudiante de ingeniería y aprovechar lo que Cornell ofrece".

Si todo marcha bien, Shuler se graduará a los 16 años, en 2020.

El padre de Jeremy trabaja para Lockheed Martin y pidió ser transferido a Nueva York para estar cerca de su hijo, por lo que se mudó junto con su esposa al este de Estados Unidos.