09202017Mié
Last updateMié, 20 Sep 2017 12am

Raúl Caballero: MUROS Y PUENTES — Tiempo de definiciones

0
0
0
s2smodern

Son momentos de definiciones. La violencia se desbordó con lo que sucedió en Dallas, el país vive una rasgadura social que tiende a prolongarse: nunca había sido tan evidente esa fractura entre los agentes policiacos y la población minoritaria, de manera predominante la comunidad afroamericana. La intención de Micah Xavier Johnson fue la de devolver el golpe lo cual modifica 180 grados la realidad que se venía sosteniendo.

El asunto de la violencia tiene su origen en el racismo que cunde contra las minorías. Hasta ahora lo que ocurría tras cada injusticia -ciudadanos negros muertos con balazos de policías blancos- era realizar veladas luctuosas, protestas pacíficas que contenían coraje e impotencia y cuando esto rebasaba la calidad de pacífico las fuerzas policiacas reprimían toda manifestación de reclamo fuera del orden. La sensación de impotencia se acumula cuando los policías que han matado negros -aun estando desarmados- son exonerados. La injusticia en todo su esplendor, no puede ser más ofensiva.

Lo anterior además deja el mensaje de que se cultiva el racismo al proteger a los policías que matan con tanta frecuencia afroamericanos o latinos, aun con evidencias de su abuso de autoridad (los videos no mienten); y luego, pese a todo, no se les castiga, cuando debería ser todo lo contrario.

El racismo es odio. En Estados Unidos el odio siempre ha sido una característica determinante en la sociedad, tienen razón las voces que claman que los asesinatos efectuados por agentes deberían ser juzgados con más rigor, pero hasta hoy no se puede pedir peras al olmo: la nación ha mantenido la costumbre porque en su seno crecen organismos que enarbolan el odio, cunde en los cuerpos policiacos y muchos legisladores lo aplauden, vergonzosamente lo defienden.

Pues ahora hemos presenciado un acto de represalia, Johnson lo dijo con todas sus letras, lo subrayó el jefe de policía de Dallas, David Brown: “Dijo que estaba enojado por los recientes tiroteos (de Luisiana y Minnesota), dijo que tenía coraje hacia la gente blanca. Dijo que quería matar blancos, especialmente policías blancos”. El racismo repercute: se devuelve, se yergue la revancha. Es alarmante. La justicia es para todos, la vida de los negros también es importante, se espera que haya cambios, que se vean nuevas políticas en torno a las armas, que se vean y se sientan modificando el sistema y las acciones judiciales, que se demuestre dejando de lado la impartición de justicia en base al perfil racial.

Lo ocurrido recientemente ha sido particularmente trágico. La tensión racial creciendo en las manifestaciones contra la brutalidad policiaca por todo el país, las protestas contra los excesos policiacos seguían sucediendo en diferentes ciudades al mismo tiempo que en Dallas se realizaban vigilias por los oficiales asesinados en sus calles. Eventos de luto y coraje vueltos cotidianos en la vida de EU por el desenfrenado consumo de armamento, por el odio desenterrado de vez en vez, el racismo y las armas en este país son un péndulo enloquecido. La finalidad de las armas es matar ¿qué es lo que no se entiende de eso?, ¿por qué el desentendimiento de los legisladores?, ¿por el dinero y el poder político que ostenta la Asociación del Rifle en los pasillos del Congreso, The National Rifle Association of America (NRA)?, ¿de veras?, ¿hasta cuándo?

En este país la realidad imperante de la violencia apremia a debatir sobre ese racismo y el acceso a las armas. El pueblo debe estar atento a los planteamientos en las inminentes campañas políticas por la Casa Blanca una vez pasadas las respectivas convenciones, esas elecciones serán cruciales para determinar la senda que la nación ha de seguir, y desde mi punto de vista las posiciones no pueden ser más claras: republicanos y demócratas nunca han estado tan alejados unos de otros. Los de hoy son momentos de definiciones, hay que determinar qué país se quiere.

Raúl Caballero García, escritor y periodista regiomontano, para comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

0
0
0
s2smodern