09202017Mié
Last updateMié, 20 Sep 2017 12am

Warning: getimagesize(/home/hoydalla/public_html/images/locales/oficiales_p.jpg): failed to open stream: No such file or directory in /home/hoydalla/public_html/plugins/content/social2s/social2s.php on line 1647

"Solamente la mano de Dios”. Familias y oficiales celebran la vida tras atentado contra la Policía de Dallas

0
0
0
s2smodern

DALLAS -- La señora María Elisa Rojas recordó casi entre lágrimas lo cerca que estuvo su nieto de resultar herido o de perder la vida el mes pasado, durante el sorpresivo atentado contra la Policía de Dallas que perpetró un individuo en solitario.

“Hoy reconocieron a un nieto mío, Boz; pero tengo un hijo que ya tiene 27 años de ser policía”, dijo la madre y abuela de los uniformados,  el jueves  al finalizar la ceremonia en la que más de 70 oficiales fueron reconocidos por su desempeño al responder al ataque contra las instalaciones de la jefatura de policía de hace varias semanas.

David Brown, el jefe del Departamento, estimó que el episodio “fue mucho más difícil de lo que ha sido presentado”.

“Sobrevivimos por  poco”, comentó Brown antes de hacer la entrega de diplomas a los oficiales en una ceremonia breve, a la que fueron convocados los medios de comunicación.

“Solamente la mano de Dios pudo cuidar a mi nieto, sí.  Sí, solamente la mano de Dios, porque estuvo muy cerca”, explicó la abuela de Boz Rojas.

“Estoy muy orgullosa, y le doy gracias a Dios que me ha dado licencia de ver esto que hacen estos muchachos por todo mundo. Unas veces no son bien reconocidos, pero los que llevamos la sangre de los policías, de mi hijo, de mi nieto…  Hay veces que son injustos, {con ellos}”, añadió emocionada.

El edificio Jack Evans en la calle Lamar fue asaltado a primera hora del sábado 13 de junio por un individuo que a bordo de una camioneta blindada, descargó su arma contra los cristales del cuartel de la Policía, disparó y golpeó a varias patrullas con agentes en el interior, antes de protagonizar una persecución que culminó al sur de la ciudad.

ESPOSA Y MADRE

Magda Delia Rojas, madre de Boz y esposa de Ramón Rojas, dijo que siempre se los he encomendado a Dios y a la Virgen de Guadalupe , “ y yo sé que ellos siempre les están protegiendo, pero sé que es un gran peligro.

“La preocupación es muy grande, pero con la gracia de Dios, y al gran entrenamiento que el Departamento les ha dado… como dijo el jefe de Policía Brown, en realidad Dallas tiene el mejor departamento de policía”, comentó Rojas.

El atentado solamente dejó sin vida al sospechoso, James Boulware, cuyo nombre fue confirmado después de gran especulación respecto a si había pepetrado el ataque en solitario o junto a otros. La policía también informó que el individuo plantó bombas caseras en el estacionamiento de la jefatura, las cuales fueron descubiertas y detonadas sin consecuencia alguna.

ORGULLO MEXICANO CON CIUDADANÍA ESTADOUNIDENSE

José Rojas, el abuelo del oficial Boz, se dijo “muy contento y muy feliz. Sobre todo después de este atentado tan tremendo que tuvieron con el señor  ese loco (sic). Y pidiéndole a Dios que cuide a nuestros policías de tanto loco que tenemos”.

“Ellos sufren mucho por la incomprensión, posiblemente de mucha gente”, dijo.  Pero  sentimos gusto cuando alguna gente los apoya. Cuando vemos estas cosas que suceden tan tremendas. Y sobre todo que somos mexicanos, además, nos da mucho gusto estar aquí como mexicanos y ya como ciudadanos americanos”, explicó.

"Hemos dado a nuestros hijos como pago de que nos recibe este país que es tan noble, tan bondadoso, y lo queremos tanto, y estamos tan orgullosos de ser ciudadanos americanos, pero no olvidamos nuestras raíces. Somos mexicanos primeramente y después ciudadanos de mucho orgullo”, añadió sereno, aunque en desahogo por las declaraciones recientes del magnate Donald Trump sobre los mexicanos que emigran a Estados Unidos.

EPISODIO INESPERADO

Aunque no puede ofrecer muchos detalles debido a que la investigación del atentado sigue en marcha, el oficial Raciel Hernández dijo que él fue uno de los primeros en acercarse a la camioneta de donde procedían los disparos la madrugada del 13 de junio, sin saber que el vehículo estaba blindado.

“Yo fui quien fui a la van, e inicié casi todo”, dijo Hernández, un policía de 29 años de edad.

Aunque reciben entrenamiento  para lidiar con situaciones de ataque y violencia, Hernández dijo que nunca esperó enfrentar un episodio de tal magnitud.

“Uno como que se lo espera en el trabajo, pero de manera diferente, no en esta proporción”.

TAMBIÉN SON HUMANOS

Yuridia Morales, otra policía que fue condecorada, expresó su deseo de que la comunidad pueda ver a los policías desde otro punto de vista.

“Ojalá que la comunidad se de cuenta que nosotros también somos humanos; que somos hijas, esposas, hermanas, madres, y que todo esto pudo haber sido peor, y gracias a Dios todos salimos sin ninguna lesión y a salvo”, opinó.

Morales recordó que durante el ataque, ella y sus compañeros estaban “en el primer vehículo que el sospechoso chocó.  En el que salé en el video que han pasado en la tele”.

TESTIMONIO

El oficial Daniel Babb, quien sostenía a su hijo de meses en sus brazos a la salida de la ceremonía, también se dio tiempo para opinar sobre el milagroso episodio que vivió el mes pasado.

“Yo tengo que decir que… fue por la gracia de Dios que nadie fue herido en ninguna manera y tengo que dar testimonio. Que Dios bendiga a esta ciudad y a la gente de Dallas”.

 

"Fue por la gracia de Dios" que nadie resultó herido en el ataque a la sede de la Policía de Dallas, reflexiona agente.

Posted by Hoy Dallas on Sunday, July 5, 2015
0
0
0
s2smodern