11242017Vie
Last updateMié, 22 Nov 2017 11am

A partir del 6 de mayo, un gran jurado escuchará el caso del homicidio de Rubén García Villalpando

DALLAS -- A partir del 6 de mayo un Gran Jurado del condado de Tarrant escuchará argumentos sobre el caso del homicidio de Rubén García, un mexicano que murió hace dos meses tras ser baleado por un oficial de la policía de Grapevine, Texas después de una persecución a alta velocidad que terminó en el municipio contiguo de Euless.

Robert Clark, el policía que le disparó dos veces en el pecho a García-Villalpando el pasado 20 de febrero, no ha recibido cargos hasta ahora.

El departamento de policía de Euless dio por terminada su investigación y le turnó el caso al condado de Tarrant, que a su vez lo asignó a la corte del juez de distrito estatal Don Cosby, reportó el periódico Star-Telegram.

A pesar de que los medios de comunicación y la población civil del área de Dallas-Fort Worth han pedido que se publique el video de la patrulla que capturó el incidente donde Clark disparó contra García-Villalpando, el fiscal de Distrito le dio instrucciones a la policía de Euless para que no lo diseminara.

A principios del mes entrante, un panel integrado por 12 personas considerará si el caso debe avanzar hacia un juicio contra Clark. 

La semana pasada, la autopsia que le fue practicada al cuerpo de García-Villalpando fue hecha pública. La misma indica que el mexicano, originario de Durango, estaba legalmente intoxicado (alcohol) al momento de su muerte.

"Todavía no hay pena de muerte en Texas por manejar intoxicado, sin un juicio", opinó el abogado Domingo García en un comunicado de prensa. "No cambia el hecho de que (García-Villalpando) estaba desarmado y tenía sus manos en el aire cuando fue baleado. Es tiempo de que publiquen el video", argumentó. 

García, quien representa a la viuda de García-Villalpando, Martha García-Romero, señaló en una demanda que presentó ante la Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Tarrant que: "El departamento de policía de Euless concluyó su investigación y no arrestó al oficial Clark. Como resultado, no hay un caso criminal pendiente contra Clark o alguien más.

"Varios testigos han declarado que el fallecido estaba desarmado y con sus brazos en el aire cuando fue baleado. Han pasado casi dos meses del tiroteo fatal del fallecido, y el Departamento de Policía de Grapevine y la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Tarrant han hecho todo lo posible para impedir la liberación legal de la videocinta".

Domingo García dijo a Hoy Dallas que estaba preparado para la llegada del caso al Gran Jurado.