11242017Vie
Last updateMié, 22 Nov 2017 11am

Trabajo duro, fe y pasión, las claves de un empresario mexicano en Texas

Con trabajo arduo, fe y pasión, Edgar Sotelo ha logrado cimentar una compañía con la que fue reconocido a principios de este mes en la Gala de Excelencia y Calidad de la Cámara de Comercio Hispana de Dallas.

Nació en Durango, México, y al terminar la preparatoria, Sotelo emigró a los Estados Unidos para estudiar a la Universidad de Texas Tech, en donde obtuvo un título en Tecnología de Alimentos.

"Siempre fue mi sueño el venir a una escuela americana, y las oportunidades eran escasas para poder venir, pero con la ayuda de amigos, la familia y determinación pudimos hacerlo", dijo a Hoy Dallas al final de la Gala que tuvo lugar el viernes 7 de este mes en el Hyatt Regency.

"Cuando iba a la universidad lavaba platos, trabajaba en laboratorio, limpiaba caballerizas y pintaba casas. Todo al mismo tiempo para poder subsistir. Y por medio de calificaciones altas pude adquirir algunas becas, pero fue muy duro", recordó sobre su llegada a Texas.

A pesar del duro camino, Sotelo se enfocó en los estudios y los concluyó exitosamente.

"Trabajé en la industria de alimentos por 16 años, al nivel de planta, al nivel de central, aprendí muchas cosas, conocí a mucha gente. Pero siempre tuve en mí el deseo de ser empresario, desde chico, pero nunca tuve la oportunidad, nunca tuve los medios para hacerlo", explica, hasta que...

En el 2003 él y su esposa sufrieron la muerte de su hija mayor por un accidente, refirió el empresario. Y fue un punto en el que se decidieron a echar a andar su negocio.

"Lo hacemos ahora o no lo hacemos nunca, dijimos. Va a ser difícil, sí; pero si hemos sobrevivido la pérdida de nuestra hija, podemos sobrevivir cualquier -otra-", explicó.

Southwest Packaging tiene como cliente principal a Nestlé. "Hacemos repaquetería comercial para ellos. Y tenemos otros clientes en escala un poco más pequeña".

"Ha sido un camino muy rocoso, ha sido muy fuerte, muy difícil, pero gracias a Dios hemos salido adelante".

A los seis, su primer negocio

La primera anécdota como negociante que recuerda Sotelo lo remonta a su país natal, a la edad de seis años, cuando una tía se mudó de casa y él le fue a ayudar.

"Al final de la cambiada me dijo, oye tengo dos cajas de cuentos (tiras cómicas). ¿Los quieres? -Sí, claro. Pero no sabía leer, no sabía qué era y tuve la idea de rentarlos. Enfrente de mi casa puse un cordón, los colgué y me preguntaron que si los vendía y dije que no, que los rentaba a 5 centavos por día".

Su primera clienta fue una señora que se llevó cuatro la primera vez, y al día siguiente regresó por otros cuatro.

"Ahí empecé a agarrar el sabor de lo que es el negocio".

Sotelo le recomienda a quienes desean emprender un negocio que hay "que tener pasión en lo que uno hace, cuando uno tiene pasión se nota, y no es un trabajo, es una experiencia, es un orgullo hacerlo. Y si alguien tiene una semillita de esperanza en su corazón, sígala con mucha pasión y verán el resultado".

Además de Sotelo, durante los Quality & Excellence Awards fueron premiados:

Sergio Godinez – Versa Printing (Pacesetter)
Gonzalo Godinez – Versa Printing (Pacesetter)
Marie Diaz, Pursuit of Excellence (Innovator)
Victoria Neave, Neave & Scott (Groundbreaker)
Guillermo Perales, Sun Holdings (Empire Builder)
Sankhar Azhakesan, Doyensys (M/WBE)