11252017Sáb
Last updateMié, 22 Nov 2017 11am

No vienen a Dallas: No es necesario el albergue a los niños de la frontera, anuncia Jenkins

DALLAS -- El Juez Clay Jenkins anunció esta tarde que ninguno de los 2000 niños que se esperaban vendrán a albergues temporales en el Condado de Dallas.

El número de menores centroamericanos que ha llegado a la frontera en busca de asilo ha bajado durante las últimas semanas de acuerdo a cifras oficiales, y Jenkins explicó que la necesidad de asistencia en el sentido de darles alojamiento ha disminuido.

Jenkins informó a los medios de comunicación locales que el gobierno federal decidió mantener a todos los niños en los albergues a lo largo de la frontera México-EU y en otras instalaciones ubicadas en San Antonio, Oklahoma y California, por lo que en adelante, ninguno de ellos será trasladado ni a Dallas ni a ninguna otra ciudad en el país.

De haber necesidad de ubicarlos en un refugio temporal más allá de la frontera Sur, Jenkins dijo que Dallas estaba en la lista como primera opción.

La llegada de niños (provenientes de Centroamérica en su mayoría) a la frontera ha disminuido de 300 al día en junio a 150 a diario en julio, y que en las instalaciones donde los tienen detenidos se han reportados "camas vacantes", informó Jenkins.

“Si bien la tasa de niños que viajan solos detenidos en el Valle de Río Grande parece estar a la baja en comparación a las cifras anteriores de este mismo año, seguimos preparados para un cambio en condiciones”, informó la CBP (Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza) en un comunicado esta semana.

De acuerdo a cifras de la CBP, en lo que va del año fiscal que empezó el 1 de octubre pasado, la agencia arrestó a un total de 43,933 menores de El Salvador, Guatemala y Honduras; un incremento de más del 100 por ciento comparado con el año anterior completo, durante el cual se reportaron 20,805 aprehensiones de niños en total.

DIOS ES MÁS GRANDE QUE LA FRONTERA

El Juez del Condado de Dallas, quien enfrentó severas críticas pero también recibió numerosas muestras de apoyo cuando el mes pasado anunció su iniciativa de albergar a 2000 niños en Dallas, refrendó su sentir respecto a la crisis humanitaria: "No les damos la espalda a los menores que escapan a la muerte y el caos, todos los niños son preciosos y están hechos a la imagen de Dios, un dios que es más grande que la frontera". 

El anuncio hecho por Jenkins desde el exterior de la Catedral de Guadalupe del centro de Dallas sorprendió a muchos  en el área de DFW, ya que más de 300 voluntarios, según datos de LULAC, ya se organizaban en espera de la llegada de los menores.