11242017Vie
Last updateMié, 22 Nov 2017 11am

En la ciudad: Un milagro paga otro milagro

DALLAS -- Hace 25 años, Francisca González tuvo complicaciones durante el embarazo de su tercera hija, por lo que se encomendó a la Virgen de San Juan de los Lagos, con la promesa de acudir con su niña viva al santuario del estado de Jalisco en el occidente de México, en pago por el milagro de su nacimiento.

Pero pasaron más de 20 años y la señora González emigró a Estados Unidos con su esposo e hijos, sin tener la oportunidad de regresar para cumplir con su manda.

Y entonces, la virgen vino a Dallas.

"Hace 25 años que mi esposa le debía una manda a la Virgen", dijo con emoción José Hernández, al salir de la misa del lunes, en una iglesia atiborrada por cientos de fieles, en el boulevar Singleton.

"Apenas se nos hizo pagarla, aprovechando que la Virgen está aquí", añadió, mientras apuntaba a su hija, quien llegó con sus papás al lugar.

Y González, aun más emocionada, tenía otra historia que contar sobre cómo pudo llegar hasta el lugar, desde Pleasant Grove.

"Yo tenía una cita hoy a las 6:30. Ni sabía a qué hora empezaba aquí la misa... pero siento que todo se acomodó, porque me hablaron para hacerla más temprano. El doctor me atendió bien rápido. Haga de cuenta que todo se acomodó para poder llegar aquí", explicó gustosa.

La misa en honor a la Virgen de San Juan de los Lagos se celebró a las 6:00 de la tarde y González llegó justo a tiempo para cumplir la promesa que por tantos años había tenido pendiente.

"Todo, como que la virgencita me lo acomodó para que viniera yo aquí", insistió. "Tenía que presentar a mi hija desde chiquita en San Juan de los Lagos. Y yo no pude ir con la virgencita pero ella llegó aquí. Es algo muy sorprendente cómo todo lo acomodó para que yo pudiera llegar aquí", repitió conmovida.

Desde el 13 hasta el día 20 de octubre, cientos de fieles católicos podrán visitar la iglesia de Nuestra Señora de San Juan-Santa Teresita y presentar sus respetos y pago de mandas ante la imagen de la Virgen de San Juan de los Lagos, que está de visita en la ciudad.

González tenía una cita para una mamografía y desconocía la ubicación exacta de la iglesia de Nuestra Señora de San Juan-Santa Teresita, en el oeste de Dallas.

"Mi idea era averiguar dónde estaba la iglesia pero, pensé, ‘no creo que vaya a ir’, porque no sabía dónde estaba la iglesia", recordó.

Su hija, por cuyo nacimiento pidió la intercesión de la Virgen, estaba con ella.

"No sabíamos dónde estaba.. y por casualidad dimos aquí", dijo Olga Hernández, que ahora tiene 25 años de edad.

"Haga de cuenta que la virgencita nos encaminó hasta aquí", insistió González. "Entré a pagar mi manda hincada, porque uno así las paga", explicó con orgullo.

Las autoridades eclesiásticas indicaron que las visitas cuentan como si acudieran al santuario de la Virgen en México, en consideración a que muchos devotos no pueden hacer el viaje a su país por razones de recursos económicos o por falta de documentos para viajar.

Hernández, por su parte, no fue ajena a la emoción del momento, después de explicar cómo pudieron llegar a tiempo a la iglesia, pues tampoco encontraron tráfico pesado, recordó el motivo principal de tan preciado ritual.

"Mi mamá tuvo complicaciones para tenerme... y me tuvo", declaró sonriendo.

 

La imagen de la Virgen de San Juan de los Lagos
Del 13 al 20 de octubre
Iglesia Ntra. Señora de San Juan-Santa Teresita
2601 Singleton Blvd.,
Dallas, TX 75212